Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Toma de colegios: un fiscal asegura que los estudiantes de 16 y 17 años y sus padres pueden ser imputados

Autoridades de las escuelas y padres de alumnos realizaron las denuncias; si se levantan las tomas, quedarán archivadas las causas iniciadas en la Fiscalía

Lunes 25 de septiembre de 2017 • 16:12
Dura advertencia de un fiscal
Dura advertencia de un fiscal. Foto: LA NACION / Fabián Marelli

El fiscal de primera instancia porteño, Carlos Fel Rolero Santurian aseguró hoy que "los chicos de 16 y 17 son imputables" por las tomas de colegios y que "también los padres pueden ser imputados".

Rolero Santurian explicó que los menores de 18 años que están bajo la guarda de los padres son responsabilidad de sus progenitores. Si los adultos tienen conocimiento de algún hecho delictivo que pudieran a cometer, deben intentar evitarlo, ya que si no tienen responsabilidad penal.

La protesta estudiantil tiene 16 causas judiciales. La Fiscalía analiza la posibilidad de aplicarles a las tomas de colegios el delito de usurpación. En todos los casos en que se levante la medida dentro del proceso de diálogo en el que interviene la Fiscalía, las causas se archivarán y se darán por finalizadas.

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano , se refirió a las tomas en los colegios. Las definió como "una ilegalidad". Es algo que repudio, hay un montón de otras maneras de manifestar una protesta o generar caminos de diálogo", señaló el ministro.

Las causas comienzan cuando, al momento de la toma, alguna persona realiza la denuncia en la comisaría correspondiente. Al ser un delito de acción pública, cualquier ciudadano puede iniciar el proceso.

La mayoría de las causas judicializadas por esta medida fueron impulsadas por autoridades de las escuelas involucradas, pero también existen denuncias radicadas por los propios padres de los alumnos. María Carolina Vela, madre de un alumno del colegio Lenguas Vivas, denunció el 21 de septiembre que desde el 14, su hijo, alumno del colegio, no podía ingresar, y que se lo impedían "personas aún no identificadas", según la denuncia.

"Nosotros intervenimos a partir de las comunicaciones que nos hacen las comisarías de la zona," dice Rolero Santurian. La Fiscalía trabaja con causas iniciadas por tomas de colegios hace cuatro semanas. "Llevamos adelante mesas de diálogo para que los estudiantes desistan de la medida; les decimos que continúen con el reclamo, pero recalcamos que este no es el medio idóneo para visibilizar el problema, porque puede ser un delito", dice el fiscal.

Todas las posibles medidas a tomar son evaluadas minuciosamente dada la complejidad del tema y el involucramiento de menores. En el caso de que no hubiera ninguna posibilidad de resolver los conflictos a través del diálogo, la Fiscalía actuaría en otras instancias, por ejemplo, la individualización de los responsables. En este caso, la identificación se trabajaría a partir del aporte de testigos y un análisis de medios.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.