Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fedra Sambrán, la peor de todas

Este domingo, en la carrera de Bimbo, se dio una particular decisión: Daiana Ocampo llegó primera entre las mujeres pero fue descalificada por no usar la remera oficial y le dieron por ganada la carrera a Sambrán; más allá de todo, las protagonistas de esta historia, que lejos buscan un enfrentamiento, fueron las damnificadas de un tironeo que se gestó en la última cuna de la verdad: las redes sociales

Lunes 25 de septiembre de 2017 • 21:07
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Fedra Sambrán
Fedra Sambrán. Foto: FotoRun

Este domingo, en Vicente López, se corrió la Bimbo Global Race. Y ganó Fedra, la peor de todas. Una prueba de 10km que se realizó en simultáneo en 38 países. En Buenos Aires ganó Fedra Sambrán, un contraejemplo de lo políticamente correcto. El resultado final entre las damas tomó una relevancia que hacía tiempo no pasaba: una chica nuevita de 20 años ganaba la carrera cuando, en rigor, la vencedora había sido otra. Claro, Fedra es la responsable porque es la peor de todas.

En las redes sociales, cómo no iba a ser de otra forma, donde se dirimen las verdades más absolutas con contenido fundamentado, pensado y macerado, se inició un gran debate que con el correr arrojó un veredicto: Fedra tiene la culpa. Desde ese caldo de cultivo tantas veces nocivo, desde las primeras horas de la tarde del domingo, empezó a cobrar cuerpo un hecho que, a decir verdad, en los `80 y los `90 no hubiera ocupado el tiempo de nadie. Claro, lo que sucedió este domingo, no hubiera ocurrido. Fedra no corría en los `80 y los `90. Pero los tiempos cambian y apareció Fedra, la peor de todas.

Salió segunda y encima se subió a lo más alto del podio. ¡Qué tupé! Seguro que conspiró. Seguro que hizo un arreglo de baja estofa. Porque ella, además de estudiar y de entrenarse para competir, también asiste a un programa secreto para conspirar contra los demás atletas. En el programa, así me contaron de muy buena fuente, en la última clase hicieron especial hincapié en las artes oscuras de la conspiración atlética. Y le salió bien, muy bien. Porque claro, Fedra es la peor de todas.

Ella y su entrenador Luis Migueles, un elegante atleta que ahora se dedica a que sus corredores corran sin escrúpulos y apelen a los más bajos instintos. Como hizo Fedra, la peor de todas.

Daiana Ocampo
Daiana Ocampo. Foto: FotoRun

Suele decirse que todo tiempo pasado fue mejor... Eso, a veces, tiene mucho de real. Pero, en otras, es una clara demostración de que nos estamos poniendo viejos y cascarrabias. Felicitaciones Fedra. Ganaste la carrera porque aceptaste el reglamento. Incluso, tres o cinco minutos antes de largarla, preferiste ponerte la remera, obligatoria según el reglamento. Lo hiciste a regañadientes, lo sé. Al igual que tus otros campañeros. Disfrutá de tu viaje a Río. Ganaste en buena ley.

Una pena lo que pasó con Daiana Ocampo. Por qué no admitirlo. Ella, para sus adentros, ya hizo un meaculpa y lejos está de buscar un enfrentamiento con Fedra. Tal vez sea tiempo de que los atletas se unan y expongan a viva voz una postura unívoca. Porque ellos son los verdaderos protagonistas del deporte. ¿Y el resto? El resto es gratis. Como opinar en una red social.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas