Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El rosarino que es un maestro zen del papel

El artista que llegó a Kenzo con sus creaciones y es elegido para decorar fiestas en los salones más lindos de Buenos Aires

Martes 26 de septiembre de 2017 • 00:10
SEGUIR
LA NACION
0
Una intervención en una vidriera porteña
Una intervención en una vidriera porteña. Foto: Santiago Ciuffo

Hay gente que camina con los ojos clavados en el piso. Y gente que cree que tiene más para ganar si mira lo que ve que si sigue temiéndole al tropiezo. Diego Martínez, rosarino, 41 años, es director de arte, artista y realizador. En su cuenta de Instagram, @ojosconpatas, despliega todo lo que es capaz de hacer con el papel.

"Le puse ese nombre porque no sabía qué ponerle, la verdad. Aunque, si lo pienso para atrás, me va perfecto porque tengo las patas largas y me encanta ir caminando y mirando."

¿Todavía te sentís un turista en Buenos Aires?

Sí, sobre todo los fines de semana. Me encanta recorrer San Telmo, por ejemplo. Este último fin de semana fui con un amigo en bici a Parque Chas y al barrio Eva Perón. Y saco fotos.

"Soy muy tranquilo, muy callado. Puedo estar hablando con vos pero parezco distraído porque mi cabeza probablemente está pensando en cualquier cosa."
"Soy muy tranquilo, muy callado. Puedo estar hablando con vos pero parezco distraído porque mi cabeza probablemente está pensando en cualquier cosa.". Foto: Santiago Ciuffo

Despegar

Se crió en el barrio Belgrano, en Rosario, donde todavía vive toda su familia. "Vengo de una familia de inmigrantes italianos, calabreses. Mi bisabuelo hacía el pan, mis abuelos tuvieron un almacén durante años y mis padres todavía tienen un mercado. Cuando tuve que elegir una carrera, primero me metí en Medicina, pero abandoné, y después seguí Diseño Gráfico. Yo hice el típico camino que empieza en la oveja negra y termina en el artista de la familia. Ahora, por suerte, están todos muy orgullosos de mi trabajo.

¿De dónde crees que viene tu vocación por el arte?

No sé bien, pero me acuerdo de que en el colegio tenía una profesora de dibujo, que era una loca linda, muy divertida. Pienso que ella despertó esa curiosidad en mí. Y después, mi mamá, que también me incentivó mucho.

Uno de sus dibujos en birome común
Uno de sus dibujos en birome común. Foto: Santiago Ciuffo

¿Y cuándo encontraste la forma de vivir de lo que te gusta?

Cuando llegué a Buenos Aires, trabajaba como encargado de locales de ropa y me metí a hacer las vidrieras, que todavía es algo que me encanta. Igual, siempre llevaba conmigo mi carpeta de dibujos. Una vez entró un extranjero en uno de esos locales y, entre una cosa y la otra, le terminé mostrando mis dibujos. ¡Me los compró todos! Me acuerdo de que lo tuve que acompañar al cajero para que sacara la plata. Ese día me hizo un clic.

¿Cómo sigue la historia?

Después me llamó Gaby Herbstein para hacer el arte de sus famosos calendarios. Y sentí ahora sí llegué. Trabajé en sus calendarios 2013 y 2014.

Otra llamada crucial

Diego Martínez trabaja en ambientación de eventos comerciales y privados, hace escenografías para notas de revistas y también para productoras, para publicidades o lanzamientos. "Este año me llamaron de Landia para proponerme hacer unos vestidos de papel para una publicidad. Al principio no me dijeron para qué marca era, pero cuando supe que era para un perfume de Kenzo dije que sí sin escuchar la propuesta. Recién después me cayó la ficha: ¡tenía que hacer vestidos de papel y no sabía nada de moldería! Me encargaron cinco modelos sobre la base de unos figurines que había bocetado el mismo Kenzo. No lo dudé y me lancé con todo. Sabía que era una oportunidad que no podía dejar pasar.

El vestido de papel que realizó en 2016 para una publicidad de Kenzo
El vestido de papel que realizó en 2016 para una publicidad de Kenzo. Foto: Santiago Ciuffo

¿Y cómo quedaron?

¡Muy bien! Había uno que era una rosa y, cuando la modelo caminaba, los pétalos se inflaban, parecían de tela.

¿Y Kenzo te dijo algo?

Él vino para el lanzamiento y me agradeció el trabajo. Fue muy discreto y educado.

cerrar

La creatividad es un cable a tierra

Hay oficios que son esencialmente solitarios, como la pintura, la escritura o la artesanía. Sin embargo, hoy en día abundan los talleres grupales para desarrollar un costado creativo inexplorado en el día a día.

"Me llamaron para dar uno, pero todavía no me decidí. Es increíble, ¿no? Está lleno de gente que tiene su profesión o su trabajo pero, cuando le das un poco de tiempo libre, no sabe qué hacer. Por eso me parece genial todo lo que promueva la creatividad. Desarrollar tu costado creativo te habilita a hacer un montón de cosas, e incluso a vivir de otra forma."

Con Mario Cruz el dueño de Be Juice, el bar-restaurante natural que tiene una instalación suya
Con Mario Cruz el dueño de Be Juice, el bar-restaurante natural que tiene una instalación suya. Foto: Santiago Ciuffo

Y vos, ¿con qué soñas?

Tengo ganas de tener mi propio estudio creativo y desarrollar más mi dibujo. Me da mucho placer cuando a la gente le gusta lo que hago y quiere llevárselo a su casa. A veces me cuesta largar, pero al final me hace feliz.

El tablero donde trabaja cuando se inspira. "Trabajo por inspiración: hay períodos en los que no me sale nada y entonces no hago nada: soy consciente de que es un error"
El tablero donde trabaja cuando se inspira. "Trabajo por inspiración: hay períodos en los que no me sale nada y entonces no hago nada: soy consciente de que es un error". Foto: Santiago Ciuffo
Sus libros de arte y objetos preferidos
Sus libros de arte y objetos preferidos. Foto: Santiago Ciuffo
Con la diseñadora Jessica Kessel montando la vidriera de su tienda
Con la diseñadora Jessica Kessel montando la vidriera de su tienda. Foto: Santiago Ciuffo
En la librería artística y técnica El Poli de Belgrano, que visita asiduamente porque consigue buenos papeles
En la librería artística y técnica El Poli de Belgrano, que visita asiduamente porque consigue buenos papeles. Foto: Santiago Ciuffo

Más en la revista Living de septiembre, en kioscos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas