Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Escuchas complican al dueño de la "clínica de cannabis"

córdoba. En ellas, el oftalmólogo Carlos Laje, que está detenido, se atribuye ser "jefe de la banda" y dice: "Los narcos no pagamos IVA"

Martes 26 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

CÓRDOBA.- "Los narcos no pagamos IVA." "El 100% del riesgo por lo que se está haciendo me lo estoy morfando yo, como jefe de la banda." "En nuestra organización montonera cannábica hay distintos roles." Esas son algunas de las frases que, según las escuchas telefónicas judiciales, dijo Carlos Laje, el oftalmólogo fundador de una clínica donde se prescribía cannabis para uso medicinal, que está con prisión preventiva, al igual que otras siete personas. Están acusados de comercialización de estupefacientes y asociación ilícita para vulnerar la ley antidrogas.

Parte de las varias horas de grabación que tiene la fiscal de Lucha contra el Narcotráfico, Jorgelina Gómez, fueron difundidas por el diario local Día a Día. Fueron realizadas por el Poder Judicial de la Nación y procesadas por la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) de Córdoba. Según dijeron desde la fiscalía a LA NACION, comprometen a Laje aún más en la causa.

En el allanamiento a la casa del oftalmólogo se secuestraron, además de bidones y frascos de aceite de cannabis, cogollos y cigarrillos de marihuana y más de 1.700.000 pesos. El aceite de cannabisencontrado tenía más THC -el compuesto psicoactivo de la marihuana- que el permitido para uso medicinal. En su red de "franquicias" vendía cada gotero a 1500 pesos cada uno; decía a los pacientes que estaban aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos (Anmat).

La investigación se inició por tres denuncias contra Laje; una, de una paciente epiléptica de Villa Carlos Paz que dijo que el aceite le había hecho mal; otra, del esposo de una mujer de Río Cuarto que sufre de cáncer, y una tercera, de la ciudad de Buenos Aires (aún no acumulada al expediente cordobés), por la muerte de una persona que había consumido el producto.

El 15 de julio le avisaron a Laje telefónicamente que ese paciente había muerto en el consultorio "de Vicky". Hizo una llamada y el hombre con el que hablaba le explicó que ya se había contactado con la médica para "que intentara arreglar" cuando llegara la policía.

"La Federal tiene funerarias que tienen firmado el certificado de defunción. Hay que evitar la morgue judicial. Le dije que diga que se trata de un paciente con tratamiento paliativo y que la familia no quiere pasar por la morgue", explicó.

"¿Y no tenemos un amigo que firme [el certificado]? Fijate y le hacemos una «atención»", respondió Laje, que en otra llamada involucró al Servicio de Atención Médica de Emergencia porteño: "Se mueren pacientes en todos lados [?] ¿Vos te creés que éste va a ser el primero? ¿Vos te creés que soy un improvisado y no lo puse a EG, uno de los directivos del SAME, a arreglar todo?" El nombre citado se mantiene en reserva por pedido judicial.

El 11 de julio Laje habló con una médica. Aparentemente analizaban llegar con los aceites a España. Ella le dijo: "El dinero va a ir en un paquete a través de una empresa que se encarga de eso; lo que sí, te cobran 20.000 dólares".

"¿Y también quieren el 25% de cada transacción? Están locos. Vos quedate tranquila, que yo sé [mover] esos montos, miles de veces he tenido montos así", respondió el oftalmólogo. La médica le comentó: "¿Vos escuchaste que van a aumentar el IVA?" y Laje le contestó: "A los narcos no nos interesa mucho eso, si nosotros no pagamos IVA".

Referentes de la cultura cannábica de Córdoba siempre tuvieron desconfianza de Laje; entendían que "bastardeaba" el rol que pretenden, el de "ayudar" a los enfermos que quieren tratarse con el aceite.

Ex yerno de José Manuel de la Sota, Laje fue, en 2010, director del Observatorio de Salud provincial. El BID lo sancionó, entonces, por tráfico de información.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas