Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Ciudad recupera uno de sus símbolos: vuelve a funcionar el transbordador Nicolás Avellaneda, en La Boca

Casi seis décadas después, el vagón colgante volverá a cruzar el Riachuelo como solía hacerlo en las primeras décadas del siglo XX, cuando servía como medio de transporte para los trabajadores

Vuelve a funcionar el transbordador Nicolás Avellaneda, en La Boca
Vuelve a funcionar el transbordador Nicolás Avellaneda, en La Boca. Foto: LA NACION / Leo Vaca/ AFV
Martes 26 de septiembre de 2017 • 11:09
SEGUIR
LA NACION

El barrio de La Boca, y la Ciudad en general, recupera a uno de sus mayores exponentes porteños: el puente transbordador Nicolás Avellaneda.

Casi seis décadas después de que su motor se acallara, el vagón colgante volverá a cruzar el Riachuelo como solía hacerlo en las primeras décadas del siglo XX, cuando servía como medio de transporte para los trabajadores. Un grupo de vecinos, elegidos de manera aleatoria luego de inscribirse en un formulario on line dispuesto por el gobierno porteño, tendrá el privilegio de viajar por la historia. Por ahora, este viaje es el único proyectado. Aún no está definido el uso que tendrá el transbordador.

cerrar

Cuando el imponente transbordador quedó en silencio en 1960, su figura de 43,5 metros de altura se volvió fantasmal. El paso del tiempo hizo mella en su estructura. Perdió el color, la cabina de mando comenzó a lucir un triste estado de abandono. Incluso, hubo un proyecto para desarmarlo. Pero el gigante de hierro sobrevivió, estoico. Hace cinco años, la Dirección Nacional de Vialidad, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, inició la puesta en valor del puente para restaurarlo y conservar su estado original. La Fundación X La Boca y el Centro de Ingenieros elaboraron un manual de interpretación que facilitaron al organismo estatal.

Un atractivo para los turistas
Un atractivo para los turistas.

Y aunque el tiempo se extendió un poco más de lo pensado, finalmente la barquilla que permitía cruzar de La Boca a la localidad de Dock Sud (Avellaneda), y viceversa, volverá a funcionar este jueves cuando al menos unas 30 personas vivan esta particular experiencia de unos cuatro minutos.

En 1999, el puente transbordador de La Boca y sus dos riberas fueron reconocidos como una unidad de identidad sociocultural y se la protegió como monumento histórico nacional.

Es el único que queda en pie en América y forma parte de un exclusivo grupo de ocho estructuras similares en todo el mundo. Hay uno España que es el más antiguo de todos, el Vizcaya; tres en el Reino Unido, dos en Alemania y uno en Francia.

También este jueves, y organizado por la Fundación X La Boca, se llevará a cabo en la Usina del Arte el Congreso Internacional de Transbordadores en donde representantes de los distintos países definirán los detalles de un acta presentación para solicitar en conjunto, ante la Unesco, que los ocho transbordadores sean declarados como Patrimonio de la Humanidad.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.