Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Banco Mundial prevé que la Argentina mantenga un buen ritmo de crecimiento en los próximos años

Su economista jefe para América latina cree que el país crecerá casi el 3% este año y el próximo y que Macri ha jugado un rol importante para aumentar el comercio regional y que continuará las reformas iniciadas en 2016 más allá de las elecciones

Carlos Vegh
Carlos Vegh. Foto: Archivo
Martes 26 de septiembre de 2017 • 13:36
SEGUIR
LA NACION
0

La Argentina crecerá cerca del 2,8% por ciento este año y también el próximo y será uno de los motores de la recuperación económica regional. Así lo expresó el economista del Banco Mundial para América latina, Carlos Vegh, en una entrevista con LA NACION desarrollada en la oficina argentina del organismo multilateral.

Vegh, quien ayer disertó en las jornadas monetarias del Banco Central y pasado mañana lo hará en el seminario anual de FIEL, aseguró que se terminó el "viento de cola" para la región y que esto obligará a los gobiernos a continuar con las reformas para asegurar el crecimiento económico y reducir la pobreza.

-¿Cómo está la situación económica regional?

-Luego de seis años de desaceleración y de caída en 2016, esperamos un crecimiento del 1,1 por ciento en 2017. Y, específicamente para Sudamérica, del 0,6 por ciento, en gran parte por el crecimiento de la Argentina, que prevemos en el 2,8 por ciento para este año y del 0,7 por ciento que esperamos para Brasil, luego de una recesión acumulada del 3 por ciento en dos años. Son excelentes noticias para la región.

-O sea que el panorama es favorable.

-Si, pero se acabó el viento de cola, el boom de las materias primas que hubo desde 2003. El precio de las commodities se va a mantener o subirá levemente, pero no será el récord previo. Y lo mismo pasará con China, que tendrá un efecto neutral. Así que la región necesitará sus propios motores de crecimiento y en ese sentido será importante que continúe con las reformas de infraestructura, laborales y de productividad.

-¿Qué pasará con el efecto de la suba de las tasas de interés en los Estados Unidos?

-Se van a normalizar en forma progresiva. Las tasas de interés en Estados Unidos y en Europa subirán y en dos o tres años se normalizarán; eso va a poner una presión al alza sobre el dólar y a la depreciación de las monedas en la región. Habrá que ver entonces qué actitud toman entonces los bancos centrales para ver si defienden o no la moneda local.

-Se terminó el viento de cola; pero ¿se viene el viento de frente por los conflictos geopolíticos como la tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte?

-Podría tenerlo, pero todavía la incertidumbre es muy grande. Por otro lado, el proteccionismo nos podría afectar pero el temor a un proteccionismo exagerado se calmó y lo que puede venir es algo bastante más liviano. Y es muy positiva la forma en que América latina reaccionó a ese movimiento proteccionista, con un rol importante de Macri, aumentando el comercio regional. Y el comercio regional puede aumentar mucho más. En este sentido, es bueno que el Mercosur haya vuelto a negociar un tratado con la Unión Europea.

-¿Hay un nuevo viraje ideológico en América latina?

-En los últimos años la pobreza bajó en toda América latina y los gobiernos comparten esa preocupación y la de sostener el crecimiento, con una vocación reformista, que es lo que el banco apoya.

-¿Cree que el crecimiento económico argentino es sustentable?

-Si. Creemos que la economía crecerá entre el 2,8 por ciento y el 3 y por ciento por el efecto de las reformas que ya hizo Macri y que continuarán. Uno puede esperar que siga el crecimiento económico argentino en el mediano plazo, porque la inversión pública y la infraestructura están creciendo.

-¿Qué importancia tienen las elecciones de octubre en esta agenda de reformas?

-No hay que darle tanta importancia al calendario electoral. Macri empezó con los cambios adecuados cuando unificó el mercado cambiario, arregló la situación de la deuda, bajó las retenciones a la exportación y los aranceles a la importación. Y no espero cambios, más allá de las elecciones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas