Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La construcción 4.0, un camino hacia lograr mayor productividad

Técnicas como la edificación en seco pueden lograr ahorros de hasta un 20%

Miércoles 27 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Corinna de Barelli, gerente de marketing de Knauf
Corinna de Barelli, gerente de marketing de Knauf. Foto: LA NACION

La tecnología irrumpió todos los sectores de la economía y la construcción no es la excepción. Si bien en la Argentina aún es incipiente, en las economías más desarrolladas el concepto de construcción 4.0 está en el diccionario diario. Corinna de Barelli, gerente de marketing de Knauf, explicó de dónde surge el término y los beneficios de aplicar la conectividad al proceso constructivo. "Es un concepto que viene de la industria 4.0 y se refiere a que todos los participantes del proceso de creación estén conectados y que puedan compartir su información", comenzó la ejecutiva. Un ejemplo de cómo se aplica este concepto a la actividad de la construcción es la utilización del software Building Information Modeling (BIM), una especie de upgrade del programa de diseño Autocad, donde se registra el ciclo de vida desde la construcción hasta la demolición y a través del que todos los actores involucrados en la cadena pueden comunicarse.

"Los reclamos de las constructoras, que quieren mayor productividad y rentabilidad, pueden ser resueltos con mayor tecnología, tanto a nivel material como a nivel procesos", añadió De Barelli. Sobre las ventajas, detalló que están relacionadas con la posibilidad de compartir mejor la información y en tiempo real, lo que genera "mucha más agilidad a la hora de gestionar un proyecto arquitectónico". Añadió: "Sin duda la construcción es mucho más fácil cuando se utilizan tecnologías digitales y productos inteligentes: se trata de incorporar una inteligencia mucho más integral al trabajo".

Más adelante, la presidenta del Instituto de la Construcción en Seco (Incose) profundizó sobre los sistemas de la construcción en seco, un modo de edificar muy difundido en Europa, principalmente por su eficiencia para ahorrar costos. "La construcción en seco se destaca sobre todo por las posibilidades de bajar el costo constructivo hasta en un 20% si se utilizan los materiales de manera inteligente, sobre todo por costos indirectos: menor desperdicio de material, tiempo de trabajo y gastos de logística", subrayó.

De Barelli explicó que, en el panorama local y de acuerdo con sus necesidades, el principal beneficio de recurrir a la construcción en seco para edificar es la velocidad: "Con la mampostería en ladrillo se levantan cinco metros cuadrados por día, mientras que con placas de yeso se llega hasta 20 metros cuadrados al día. Este sistema es cuatro veces más veloz", puntualizó.

"Las posibilidades de todo lo que se puede lograr en la construcción son infinitas. Cuando vemos el déficit de vivienda que hay en la Argentina, debemos construir con mayor velocidad: hoy no tenemos otra opción que usar materiales más modernos, más inteligentes y más pensados", resaltó. Por otro lado, hizo hincapié en la capacidad de ahorro energético. Dijo: "Con este sistema una vivienda puede estar hasta un 75% más aislada térmicamente que una tradicional. El ahorro es notable", completó.

Agregó que el 30% de la energía de una casa que no está aislada se pierde por la fachada e hizo referencia al aislamiento acústico: "Es un mito que la construcción en seco no tiene buena protección en ese sentido. Un tabique común, comparado con un ladrillo de ocho, aísla 10 decibeles más y si a eso se le suma lana de vidrio, puede llegar a ser un 30% mayor", dijo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas