Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nicolás Tejerina: "La consolidación permite a las compañías de tecnología invertir"

El cofundador y CEO de Navent, firma que controla el portal inmobiliario ZonaProp, habló del auge del big data, la inteligencia artificial y los bots

Miércoles 27 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
Nicolás Tejerina, cofundador y CEO de Navent
Nicolás Tejerina, cofundador y CEO de Navent. Foto: LA NACION

Si el currículum de Nicolás Tejerina, cofundador y CEO de Navent, tuviera una introducción personalizada, quizás diría lo siguiente: "Soy un gran creyente de la consolidación, porque permite a las compañías de tecnología, una vez que tienen un mercado medianamente consolidado, invertir en productos y en herramientas que facilitan la vida de los usuarios y de los clientes". Esa fue la frase que utilizó para presentarse en un mano a mano con José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION, durante la segunda edición del evento Real Estate Argentina, que el diario organizó en el Malba.

Durante la charla, el ejecutivo de la compañía que controla el portal inmobiliario ZonaProp dio definiciones sobre la irrupción de la tecnología en el sector, la situación de la Argentina en términos de big data y explicó la importancia de tener un buen aviso para concretar transacciones en Internet. Además, contó cómo cambió el mix de búsquedas entre alquileres y compra de propiedades.

-El big data y el data mining son términos muy de moda en el mundo de los negocios. ¿Cómo están posicionados en el sector inmobiliario?

-Es un proceso que a nosotros se nos dio de manera gradual y natural. Cuando hace seis años el nivel de transacciones acá era bajo, eran pocos los avisos disponibles en línea. Paso a paso, las inmobiliarias comenzaron a navegar el mundo de Internet y a publicar tímidamente sus propiedades. En ese nivel, hablar de big data era un poco pretencioso. Hoy, las estadísticas cambiaron: la penetración de Internet en la Argentina está al nivel de cualquier otra economía desarrollada y todos la están utilizando como una herramienta para dar a conocer su stock. Nosotros tenemos casi 400.000 avisos de propiedades distintas y cuatro millones de fotos, y casi tres millones de usuarios únicos al mes que nos visitan. Eso empieza a generar interacción y huellas digitales que nos permiten ayudar a usuarios y clientes.

-¿Qué tan lejos está la Argentina de mercados desarrollados y del resto de los países de América latina?

-En términos de datos, Estados Unidos es de lo más avanzado, porque hay registros públicos donde se archivan transacciones y sus montos, y se puede evaluar el precio de una casa como si fuera una acción y ver cómo va cambiando. Acá, por la idiosincrasia latinoamericana, no es tan fácil ver cuánto salieron las propiedades. En Europa están a un nivel intermedio y en América latina estamos bastante avanzados, aunque no exista un mercado con tanto volumen. Sin embargo, eso nos hace ser más creativos con las soluciones que brindamos. En el continente hay un solo mercado más desarrollado que el nuestro, que es el brasileño, donde el volumen de avisos se multiplica por 10, pero tenemos talento y recursos para hacer un catch up rápido a medida que el mercado responda.

-¿Y qué le falta al país?

-El nivel de transacciones está creciendo a medida que el nivel de créditos se multiplica, aunque todavía a nivel de porcentaje del PBI sea poco. A medida que para todos se nos haga un mercado más previsible, creo que va a empezar a haber mucha más inversión en tecnología y sistemas.

-En este momento, ¿cómo está cambiando el trabajo en las inmobiliarias tradicionales?

-Tenemos medido que el 50 por ciento de las llamadas que reciben las inmobiliarias por parte de los usuarios no se atiende, es decir, son transacciones perdidas. ¿Cómo se resuelve eso? Tenés que invertir en tecnología. Hoy los usuarios tienen un smartphone y se pueden comunicar en cualquier momento, no tienen horarios determinados. Hay compañías que empiezan a invertir en bots conversacionales. Para que esa tendencia se acreciente, hace falta que el sector empiece a ganar plata y eso se va a dar a medida que haya más transacciones.

-¿Qué es lo más original que se puede ver en materia de inteligencia artificial y big data aplicadas a la industria?

-Queremos dar soluciones que sean fáciles de entender para los usuarios. Es muy simple obsesionarse con datos que no sirven para nada y que no tienen uso práctico. Un ejemplo de ello es estudiar si se venden más casas cuando llueve: no me sirve tanto ese dato. En nuestro caso, integramos 350.000 inmuebles y un algoritmo nos hace un scoring de lo que nos mandan. De ese modo, cualquier inmobiliaria que trabaja con nosotros recibe feedback con un semáforo: rojo indica que el aviso no está bueno y verde implica que está muy bien.

-¿Y qué significa tener un buen aviso?

-Hoy no alcanza con tener avisos: tienen que ser de calidad. Tenemos años de historia y de saber cómo los usuarios interactúan, y es por eso que sabemos bien lo que es un aviso bueno. A los usuarios les gusta acceder a buen contenido: a ninguno le gusta ver una propiedad donde la primera foto es de los baños. Querés fotos buenas, descripciones concisas con metros y precio, y pretendés eso porque vivís en un mundo de opciones: como tengo casi 400.000 propiedades en mi celular, si veo algo que me molesta lo descarto automáticamente y quizás era la casa de mis sueños.

-¿Es cierto que el segmento más bajo es el que más mira propiedades en Internet?

-A un determinado segmento de edad es casi terapéutico mirar propiedades y decidir dónde nos gustaría vivir en el futuro. El sector que más mira casas es el que más acceso tiene para comprar. Lo que cambia es cómo se accede: el 50 por ciento de las búsquedas se hacen a través de un smartphone y ese porcentaje aumenta en las clases más bajas. En otros segmentos se complementan el celular y la computadora.

-¿Conviene la segmentación? ¿En qué rubros?

-Lo que vemos es una mayor sofisticación en la búsqueda de datos. Obviamente, eso tiene una correlación directa con la inversión que uno va a hacer. Brasil está más adelantado que nosotros porque la última década fue buena porque el país tuvo muchos desarrollos inmobiliarios. Allá las constructoras están usando los datos para ver hacia dónde van las búsquedas y entender cómo va a comportarse la demanda si tienen que construir un edificio de acá a cinco años.

-¿Qué tipo de unidades mueven más al mercado de Internet?

-En líneas generales, vimos un cambio muy claro en mayo de 2017, cuando el volumen de búsqueda migró: antes, el 60 por ciento de las búsquedas en ZonaProp eran por alquileres y un 40 por ciento por compras; ahora, los porcentajes se invirtieron por el impulso al crédito. Se están moviendo mucho las propiedades usadas para grupo familiar.

-Respecto del futuro de la compañía, ¿tienen en carpeta hacer un IPO [ofertar pública inicial]?

-Creo que si hacés las cosas bien y generás un buen producto, los resultados financieros son consecuencia de eso. No buscamos una meta financiera ni un IPO, sino que buscamos convertirnos en referentes absolutos de inmuebles y empleos.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.