Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Arabia Saudita rompe el tabú que prohibía manejar a todas las mujeres del reino

El país wahabita era el único del mundo que mantenía esa restricción; la monarquía impulsa más innovaciones en materia de derechos

Miércoles 27 de septiembre de 2017
0

RIAD.- Arabia Saudita, uno de los países más conservadores del mundo, rompió uno de sus tabúes más reaccionarios al levantar la prohibición de manejo para las mujeres, que por primera vez podrán ponerse detrás del volante, en un avance sin precedente en la única nación que lo prohibía.

La autorización llegó mediante un decreto real del monarca saudita, Salman, que abrió las calles del reino a una mitad de la población hasta ahora excluida de todas las actividades de carácter público.

El rey ordenó "que se permita la concesión del permiso de conducir a las mujeres en Arabia Saudita", según el decreto. La iniciativa, que entrará en vigor en junio de 2018, se enmarca en los cambios que impulsa Mohammed, hijo de Salman y príncipe heredero, que se propone un proyecto de reformas que prevé, entre otras cosas, la reestructuración del arbitrario sistema judicial.

El rey Salman dio el batacazo en junio pasado, cuando reorientó su gestión para dar respuesta a las demandas sociales de la juventud, al designar a su hijo de 31 años príncipe heredero en sustitución de su sobrino Mohammed ben Nayef, de 57, que tenía ese cargo.

Días atrás, Saad al-Hijri, un religioso que emitió comentarios degradantes contra las mujeres, fue suspendido de sus funciones luego de afirmar que las mujeres no deberían conducir, ya que tienen "sólo un cuarto de cerebro en comparación con los hombres".

La agencia de noticias oficial explicó que la decisión fue tomada después de que la mayoría de los miembros de la Autoridad de los Ulemas del reino no se opuso a que las mujeres manejen. La orden se basa en "las consecuencias negativas de no permitir a la mujer conducir un vehículo y las previsibles ventajas de permitirle" hacerlo.

Grupos de activistas por la igualdad de género pasaron años luchando para que se levantara esa prohibición, una rareza a nivel internacional. En junio de 2011, unas 40 mujeres tomaron el volante y manejaron por varias ciudades del reino en una protesta que se desató cuando una de las fundadoras del movimiento, Manal Sharif, fue detenida por 24 horas tras subir un video a las redes sociales donde se la veía sonriente al volante de un coche en las calles de Riad.

Otra activista fue arrestada y sentenciada a diez latigazos, una condena que luego el rey perdonó. Pero el resto debieron firmar declaraciones donde se comprometían a no volver a manejar.

Otras 60 conductoras tomaron la posta libertaria dos años después, en 2013, luego de que un clérigo especialmente reaccionario predicó que según estudios clínicos el manejo dañaba los ovarios.

Las mujeres sauditas están igualmente sometidas a la tutela de un hombre de su familia -generalmente el padre, el marido o el hermano- para estudiar o viajar.

Pero como parte de su ambicioso plan de reformas económicas y sociales de aquí a 2030, la monarquía parece estar lista para suavizar algunas de estas restricciones. Poco a poco empieza a introducir cambios para revertir la tendencia conservadora de esta riquísima potencia petrolera, entre los primeros en discriminación de las mujeres y en desigualdad ante la ley.

La vida social saudita tuvo el sábado una primera revolución en esa materia, cuando cientos de mujeres acudieron por primera vez a un estadio en Riad, en ocasión de la fiesta nacional que se celebra en todo el país con conciertos, danzas folklóricas y fuegos artificiales.

Hasta ahora no eran admitidas en los estadios, en aplicación de la estricta regla de separación entre los sexos en los espacios públicos, que también comenzó a disiparse con los vientos renovadores de la monarquía.

Agencias ANSA, AFP y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas