Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Descubrimos el secreto de Miguel Barzola, el hombre que potencia su cuerpo: Marcos Parabúe

Un método de tratamiento difundido por toda Europa pero muy poco divulgado en la Argentina, las grandes figuras del deporte y el espectáculo lo conocen y ahora el atletismo de fondo también está disfrutando sus beneficios, revelamos uno de los secretos mejor guardados de los famosos

Martes 26 de septiembre de 2017 • 20:55
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Miguel Barzola tiene 28m44s en los 10.000 metros, tiene 1h03m44s en la media maratón, y también tiene un puesto 35 en la maratón de los Juegos Olímpicos de Londres 2012; pero llegó el momento de decirlo, Miguel Barzola además tiene un secreto, o al menos tenía, hasta hoy que LNCorre lo va a dar a desenmascar con nombre y apellido: Marcos Parabúe.

¿Pero quién es Marcos Parabúe? En esta investigación exclusiva, descubrimos el frondoso prontuario de Parabúe, el hombre que potencia desde la sombra a Miguel Barzola, pero también -entre muchos otros- al bailarín Julio Bocca, al boxeador Sergio "Maravilla" Martínez o al ex futbolista Claudio Paul Caniggia.

Sergio "Maravilla" Martínez en manos de Parabúe
Sergio "Maravilla" Martínez en manos de Parabúe.

Marcos Parabúe estudió kinesiología y fisiatría en la UBA, luego, allá por el año 2007 emprendió la carrera de Osteopatía en la Escuela Osteopática de Buenos Aires (EOBA), 5 años más tarde se recibió con título internacional e inició sus estudios en el Instituto Médico Argentino De Acupuntura (IMADA). Según pudimos averiguar, luego de 3 años y con otro título en el bolsillo ingresó en una nueva especialización, en la Fundación de Salud Ayurveda. Con 36 años ya hace casi dos décadas que está estudiando y estudiando la salud humana. ¿Qué persigue? ¿Cuáles son sus oscuros objetivos? "Y el año que viene empiezo la especialización en deportología", amenaza Parabúe.

Tenemos en nuestros poder escuchas telefónicas en las que este mismo licenciado confiesa: "Mi objetivo es el alto rendimiento deportivo", y aquí su verdadera función "mi especialidad es el tratamiento del dolor".

Barzola revela por primera vez, cómo descubrió a Parabué. "Lo conocí en el 2014, yo venía de estar medio año parado por un dolor en el tobillo que no aflojaba", recuerda con la cabeza gacha "había probado de todo, nada funcionaba". Miguel volaba a la Argentina -recordemos que vive hace más de una década en España-, con la intención de competir, pero sin una solución. "En muy pocos días me dio estupendos resultados, pude correr en Fiestas Mayas (ganó) y los 10k de Nike (salió segundo) ¡Sin ningún dolor!", reconoce asombrado, "tuve mucha suerte que fuese de Bragado, igual que yo". Un año más tarde Miguel corría su primera maratón a 3m12s/km, parece que ya estaba sano.

Barzola ganando Fiestas Mayas
Barzola ganando Fiestas Mayas.

Hoy contamos con pruebas contundentes para demostrar que el trabajo de Parabúe consiste en una combinación de osteopatía y acupuntura. La osteopatía es una medicina natural que trabaja lo estructural por manipulación del cuerpo para alinear partes blandas (como los órganos) y duras (como los huesos). Pero como no entendimos mucho, al final tuvimos que preguntarle al mismo licenciado Parabué: ¿Marcos, eso qué significa? "En criollo, es como que te hago alineación y balanceo del cuerpo", nos desasnó. "Con lo acupuntura buscamos los mismos resultados pero desde el sistema nervioso". Según fuimos entendiendo, con la osteopatía hace un trabajo más de base, de tratamiento pero también de prevención, y con la acupuntura soluciona dolores más agudos. En resumen ataca con sus conocimientos de todos lados. Y por lo visto funciona muy bien, a tratado a los mejores y más diversos deportistas y artistas de la Argentina.

La lista es muy larga, ya nombramos a Bocca, Caniggia, Martinez, el mismo Barzola, pero por su consultorio en el barrio porteño de Belgrano también pasaron Fito Paez, Leo Pisculichi, Norma Aleandro, Julio Cruz, Hernán Piquín, "Topa", Rofi Montenegro, Lucho González, Fátima Florez y sigue pasando por todos los escenarios y todas las canchas; fútbol, atletismo, boxeo, rugby, natación, básquet, vóley, pero también poker o automovilismo. Al final vamos descubriendo que somos los últimos en enterarnos del secreto. Bueno, quizás los antúltimos, después de LNCorre, lo descubrió Javier Carriqueo.

Claudio Paul con Marcos Parabúe
Claudio Paul con Marcos Parabúe.

"Vengo con una fascitis plantar que me tiene a mal traer", reconoce el récord argentino de 3.000 metros, "casi no me deja largar en la Carrera de Bragado, y por poco me ganan". Ahora Carriqueo que también cayó en manos de Parabúe, literalmente, "venimos mejorando y estoy muy entusiasmado".

Javier Carriqueo tratando la fascitis plantar
Javier Carriqueo tratando la fascitis plantar.

En la carrera más convocante de Sudamérica, el medio maratón de Buenos Aires, Barzola fue el segundo argentino en cruzar la meta, "de ahí me fui a verlo a Marcos", reconoce, "hay que seguir entrenando, el objetivo es la maratón". Este fue el diagnóstico de Parabúe: "Lo encontré mucho mejor muscularmente que después de otras carreras, ahora con tiempo puedo hacer que llegue a la maratón de la mejor manera". Ahí está la mirada de Miguel, en el Campeonato Iberoamericano que se disputará en el Maratón de Buenos Aires este 15 de octubre, y Barzola no duda: "No me importa de qué color sea, pero quiero ganarme una medalla".

Más allá del dolor, el trabajo de Marcos Parabúe también es la prevención. "Con una sesión cada dos meses, en un cuerpo sano, podemos evitar muchísimas dolencias", asegura el hombre que cuida el cuerpo de nuestros atletas, y ya dejó de ser un secreto.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas