Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Investigan a cinco policías por el robo de municiones en un arsenal

Los cartuchos desaparecieron de una de las bases del GAD

Miércoles 27 de septiembre de 2017

La Justicia investiga a cinco policías por su presunta responsabilidad en el robo de una cantidad no determinada de municiones depositadas en el arsenal del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de La Plata.

La investigación comenzó a partir de un sumario iniciado por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, que puso al descubierto la sustracción de las municiones y el descontrol logístico en el arsenal en la localidad de Melchor Romero, partido de La Plata.

En principio, el actual jefe de la mencionada dependencia policial, el comisario Maximiliano Madueño, había denunciado ante una fiscalía penal de La Plata que faltaban dos carabinas; 3130 municiones para escopetas calibre 12/70; 2513 cartuchos de estruendo; 300 cartuchos con postas de goma; 18 cascos; 25 pares de guantes, y 23 chalecos antibalas y refractarios.

También se constató la ausencia de 453 granadas lacrimógenas y antidisturbios, 300 mascarillas y 22 juegos de esposas.

Sin embargo, en la auditoría realizada anoche por los funcionarios de Asuntos Internos se determinó que había una irregularidad en la denuncia debido a que se estaba comparando el inventario actual con registros de 2003 y 2004, cuando la dependencia policial funcionaba en la sede de Diagonal 74, al lado de la comisaría 5» de La Plata.

Según fuentes de la investigación, este detalle puso en duda la rigurosidad sobre las cantidades de municiones denunciadas y la existencia de un descontrol en el inventario.

Hasta el momento fueron desplazados cuatro policías, los dos jefes anteriores a que asumiera Madueño, que habrían sido identificados como Walter Maldonado y Gastón Colunga, y dos suboficiales.

Maldonado y los mencionados suboficiales ya habían sido apartados de sus funciones debido a supuestas maniobras con los vales de nafta para los móviles policiales. Colunga reemplazó a Maldonado durante tres meses hasta que se hizo cargo Madueño, quien al realizar el inventario detectó la sustracción de las municiones y denunció ese hecho dos meses después de asumir como jefe. Con respecto a las carabinas, los funcionarios de Asuntos Internos establecieron que no fueron robadas, sino que se dieron de baja en 2009.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.