Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El regreso después de cuatro años: Pechito López vuelve al Gálvez en los 200 km

Con la carrera de STC 2000, reaparece en una categoría nacional después de cuatro temporadas

Miércoles 27 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
Pechito López regresará por una competencia al medio local
Pechito López regresará por una competencia al medio local.

La carrera 200 Kilómetros de Buenos Aires, que se celebrará este fin de semana, es una de las más importantes en el automovilismo argentino, acaso la más trascendente del Súper TC 2000 . Se desarrolla en un circuito legendario del autódromo Oscar y Juan Gálvez y viene con un aditivo picante: la vuelta de José María López , aunque por una sola competencia, al medio local.

El cordobés, tricampeón mundial de autos de turismo (WTCC) y actualmente piloto del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) en el equipo Toyota, aceptó la invitación de la marca japonesa para compartir el auto de Matías Rossi, en la que muchos avizoran como la dupla más fuerte de las 30 anotadas. "Estoy muy feliz de volver a correr en el país, principalmente por hacerlo en una carrera tan especial, los 200 kilómetros, y con un gran compañero, Matías", señaló el piloto de Río Tercero tras dar unas vueltas con el auto Nº 17 el lunes en el autódromo Oscar Cabalén, de Alta Gracia, en su provincia.

Para López será la primera actuación en el automovilismo argentino en casi cuatro años: dejó la actividad nacional a fines de 2013 para reiniciar su campaña en Europa. En febrero compitió en Puerto Madero, pero en una competencia internacional: la fecha argentina de la Fórmula E.

"Sentí muy bien al Corolla y me sentí cómodo. No busqué tiempos, sino volver a adaptarme a un auto que tiene menos carga que los que manejé últimamente. Comenzamos a planificar la estrategia, y la idea es aportar mi granito de arena con un buen resultado para que Matías se afiance en la lucha por el título", agregó López.

La indefinición respecto del futuro del cordobés -se quedó sin equipo en la Fórmula E y su continuidad en el WEC y en Le Mans depende de una decisión que el comité ejecutivo de la casa japonesa que lo tiene empleado tomará el mes que viene- agrega morbo a su participación en el autódromo porteño. Se sabe que la filial nacional de Citroën, la marca para la que ganó los tres títulos de campeón de WTCC, le ofreció un C4 Lounge para la eventualidad de que en 2018 no tenga dónde competir en el exterior.

No será un atractivo aislado de lo que Rossi catalogó como "una carrera única y la que todos los pilotos queremos", en la presentación de la prueba, realizada ayer en el autódromo. La utilización del circuito Nº 15, el trazado largo que utilizó la Fórmula 1 para los grandes premios efectuados entre 1974 y 1981, provoca gran expectativa entre protagonistas y espectadores.

"Es muy exigente y cada vuelta representa un gran desafío para el piloto", analizó el campeón, Agustín Canapino (Chevrolet), ganador en el 2016 de los 200 kilómetros y quien este año compartirá su auto con el flamante arquitecto Franco Vivian. "El circuito 15 tiene todas las variantes", opinó Facundo Ardusso (Renault), el líder del torneo, que tendrá al cordobés Ricardo Risatti como copiloto. "El 15 tiene de todo, incluidos varios lugares para sobrepaso", recordó Rossi, que ganó la versión 2006 de los 200 kilómetros, la única que tuvo lugar en ese trazado.

Habrá 30 binomios

Además de Rossi/López, Canapino/Vivian y Ardusso/Risatti, las parejas más trascendentes para la carrera en el autódromo porteño son Emiliano Spataro/Christian Ledesma y Leonel Pernía/Julián Santero (Renault), Gabriel Ponce de León/Norberto Fontana (Toyota), Mariano Werner/Mariano Altuna (Peugeot), Damián Fineschi/Juan Manuel Silva (Ford) y José Manuel Urcera/Cacá Bueno (Citroën).

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.