Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caballito: tras 8 horas de tensión, se entregaron los delincuentes y liberaron al último policía rehén

Fueron cuatro los oficiales que estaban de rehenes en un intento de asalto en Caballito; fueron liberados a partir de la gestión de un negociador de la Policía de la Ciudad

Martes 26 de septiembre de 2017 • 23:08
0
Oficiales de la Policía de la Ciudad fueron tomados como rehenes, en Caballito
Oficiales de la Policía de la Ciudad fueron tomados como rehenes, en Caballito. Foto: Imagen de TV

Cuatro efectivos de la Policía de la Ciudad fueron tomados como rehenes por un grupo de delincuentes que intentó asaltar una vivienda situada a pocos metros de la esquina de la avenida Directorio y Puán, en el límite entre los barrios Caballito y Parque Chacabuco. Tras ocho horas de tensión, terminó la toma de rehenes y los delincuentes se entregaron, según confirmó Carlos Quiñones, comisionado Mayor de la Policía de la Ciudad. En las horas previas habían sido liberados tres de los oficiales capturados.

Un negociador de la Policía de la Ciudad fue quien trató de convencer a dos delincuentes para que liberaran al efectivo de esa fuerza de seguridad que estaba retenido en el móvil 138 de la comisaría 38a., quien había llegado al lugar junto a otro agente en ayuda de dos compañeros que habían sido tomados cautivos pocos minutos antes.

Mientras el mediador negociaba con los delincuentes, los policías evacuaron a los transeúntes y curiosos que circulaban en un radio de 200 metros y cortaron el tránsito por Directorio para tratar de evitar que los asaltantes huyeran con los efectivos que tenían como rehenes. La consigna fue no dejar salir a los vecinos a la calle mientras se intentaba la liberación de los uniformados.

Según fuentes policiales, el violento episodio comenzó minutos antes de las 21 cuando dos delincuentes irrumpieron en la vivienda en la que había tres personas.

Uno de los vecinos avisó a dos policías que recorrían a pie la zona. Los uniformados ingresaron en la casa y acordaron con los delincuentes quedarse como rehenes a cambio de que liberaran a los dueños de casa.

Cuando intentaban escapar, los delincuentes fueron interceptados por otros dos policías que habían llegado en respuesta al llamado de alerta al número de emergencias 911.

Estos dos policías fueron tomados como rehenes por ambos delincuentes, a cambio de que los asaltantes liberasen a los dos primeros cautivos que estaban esposados dentro de la vivienda.

Según fuentes policiales, los delincuentes intentaron usar el móvil policial para escapar del lugar con los efectivos y evitar que les dispararan otros efectivos que rodeaban la zona. La calle Directorio estuvo blindada por la policía para evitar que se fugaran.

Mientras un helicóptero de la Policía de la Ciudad sobrevolaba la zona y el mediador negociaba con ellos, los delincuentes pusieron como escudos a los dos policías que tenían como rehenes para evitar que les dispararan los tiradores tácticos que los rodeaban.

Entrada a la noche, el canal Crónica dio a conocer unos audios que detallan los tensos momentos vividos por los oficiales de la Policía de la Ciudad. A continuación, algunos de ellos:

"¡Se quieren ir a la mierda con nuestro móvil!"

cerrar

"Muchachos, Marcos está bien. Está con el otro poli (sic) de la Comisaría 12. Están los dos adentro del móvil. Están negociando en este momento. Están negociando con el mediador del grupo especial. Lo que piden los ratas es una vía de escape... la orden del superior es no dejarlos irse. Se mantienen en esa [situación]. Marcos está bien, no está lastimado por lo que se pudo ver. Lo tienen a Marcos y a otro personal de la comisaría 12 lo tienen. Están arriba del móvil, están arriba del móvil. ¡Se quieren ir a la mierda con el móvil nuestro!".

"Es preferible que choquen los patrulleros y que queden en el lugar"

cerrar

Voz 1: - Si chocan el patrullero, están armados.

Voz 2: -QSL, dejen que choquen, que embistan los patrulleros, el personal a resguardo, que no van a poder embestir por mucho tiempo los rodados. Sigan los protocolos de actuaciones. Es preferible que choquen los patrulleros y que queden en el lugar. Tengan en cuenta si hay un enfrentamiento armado quiénes van a hacer uso de las armas, tenga en cuenta esta situación, para que sea controlado y profesional el uso de las armas, en caso de que esta gente disparen contra el personal policial.

"Bajo ninguna circunstancia se van con personal policial del lugar"

cerrar

Voz 1:- Están negociando. Quieren salir con un móvil del 100, están pidiendo chalecos, ahora llegó el grupo de contención y van a empezar a negociar. Tienen a Marcos, él está ileso. Hasta donde se pudo ver, se trata de dos masculinos los que lo tienen.

Voz 2: -Lo que pretenden en forma inmediata es huir con el patrullero que está en la puerta.

Voz 1: -Negativo. Negativo. Bajo ninguna circunstancia se van con personal policial del lugar.

Voz 2: - Le estoy diciendo el panorama que tenemos hasta ahora. Ya llegó el grupo especial. espere...

El panorama, según el mediador

cerrar

Voz 1: -Le doy el panorama: dentro del móvil, que está con las balizas encendidas frente al domicilio que habrían asaltado. Hay dos policiales -dos oficiales- y dos delincuentes, con el chaleco puesto y las armas de los policías .

Voz 2: - Estoy en contacto con dos mediadores, uno me indica que a partir del momento, se va a hacer cargo él. Había un policía, compañero de los dos que estaban adentro del móvil, que estaba haciendo las veces de mediador, pero ahora en este momento lo van a replegar.

Con información de Gustavo Carabajal

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas