Cómo cambió el precio de un departamento usado en la Ciudad de Buenos Aires

Orlando J. Ferreres
PARA LA NACION
Miércoles 27 de septiembre de 201701:23

Es muy interesante poder ver la evolución del precio de un departamento de 50 m2 en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, el cual bajó significativamente durante el período de la convertibilidad de Domingo Cavallo. Primero calculamos los datos de esas series y luego los podemos comparar a lo largo del tiempo.

En esos años, la cantidad de sueldos que se requerían para comprar un departamento usado de 50 m2 se ubicaba en 40 meses. La serie se inicia en 1996, pero era similar en todos esos años hacia atrás. Posteriormente fue bajando en los años siguientes.

Se puede observar la declinación del precio del bien en la medida en que se desarrollaba el mercado de dinero y se agrandaban los plazos, lo que fue ayudado por el desenvolvimiento del mercado de dólares local producto del sistema de Afjp, que luego fue cancelado por las autoridades. Cuando terminó Domingo Cavallo con su mandato, hacia fines de 2001, el precio de un departamento se ubicaba en los 32 meses, mucho menor que el que rigió en el inicio de la convertibilidad.

Como puede apreciarse, ya en 2002 el precio había trepado a los 40 meses de sueldo para poder comprarlo y siguió subiendo hasta 60 meses e incluso 75 meses, como pasó en 2009. Luego fluctuó y se ubicó en los 60 meses, pero después de haber alcanzado los 75 meses en 2015 y 2016 aunque con tendencia a estabilizarse en ese nivel, aunque nunca bajó de los 55 meses de sueldos como costo de un departamento usado. Esto estaría señalando un nivel del tipo de cambio nominal bastante atrasado.

¿Qué podemos esperar de estas relaciones de precios de los departamentos usados y del nivel de salarios por mes? Estaría indicando un nivel de productividad muy bajo y esa relación no se podría mantener mucho más a lo largo del tiempo. El nivel de la relación precios/salarios ahora está en el doble de lo que ya fue en algún momento de la convertibilidad y eso imposibilita seguir adelante con un adecuado desarrollo del mercado inmobiliario.

Vamos a tener que hacer algunos análisis y volver a calcular los ratios hasta que nos den lo que podría ser más razonable. Con la nueva política de tasas del Banco Central, también se ha caído una variable más que nos había ayudado a hacer más baja esa relación ente salarios y precios de los departamentos. Tendremos que aguardar el momento de hacer los cambios.

Ver comentarios
Ir a la nota original