Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Movida sustentable en China

En el país de la fabricación masiva, una británica impulsa una movida transformadora

Christina Dean en Hong Kong
Christina Dean en Hong Kong.
Sábado 30 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Durante este mes, al otro lado del planeta, en Hong Kong, China, la organización no gubernamental Redress celebró diez años de trabajo en favor de la sustentabilidad. Su propósito es generar cada vez menos residuos y reutilizar la mayor cantidad de materiales textiles. El movimiento se activó en 2007, un año después que la periodista británica Christina Dean llegó a la ciudad asiática y se quedó perpleja ante la apabullante contaminación. Esa primera impresión se profundizó en la creación de la ONG que la ubicó en un lugar destacado del mapa de los que luchan por un mundo más sostenible.

"111.690 toneladas de tela tiradas al año en Hong Kong"

Durante esta década, uno de los hitos de Redress fue, sin dudas, la realización del EcoChic Design Award que convoca a jóvenes diseñadores con menos de tres años de experiencia profesional -o en la etapa de estudio- residentes en Asia, Europa o Estados Unidos para que se entrenen aprendiendo las técnicas requeridas para diseñar: zero waste, up-cycling y reconstruction.

Para esta edición se presentaron solicitudes de 46 países para seleccionar a 10 participantes que exhibieron sus colecciones en un gran desfile final a principio de este mes.

Esto pasó en la Hong Kong Fashion Week, en el que resultó ganadora la inglesa Kate Morris al mostrar vestidos, sacos y pantalones en tejidos de punto y colores vibrantes realizados con las mencionadas técnicas que ponen en sintonía la tecnología y los saberes artesanales. También fue de la partida una latina, Lina Mayorga, que si bien reside en EE.UU. es oriunda de Colombia.

"26 millones de toneladas de residuos en China"

Otra de las novedades fue la presentación de la nueva firma de indumentaria BYT que surge en Redress, realizada por dos de los diseñadores emergentes que participaron en ediciones anteriores del EcoChic Design Award: el oriental Victor Chu y el suizo Kévin Germanier. La marca se venderá en la tienda Lane Crawford de Londres y en Barneys de Nueva York, y da cuenta de la capacidad de Oriente de ingresar en el mercado occidental.

El corolario de este décimo año es la campaña 10 for 10, compartida en redes sociales, que propone qué cosas se pueden hacer para tener un guardarropas más consciente. Así es que Redress convoca no sólo a los usuarios, sino también a empresas del mundo de la moda y otras organizaciones a sumarse a esta cruzada por el cambio positivo.

Tres reglas básicas

Cero desperdicio. Al cortar se utiliza al máximo el ancho de la tela para desechar lo menos posible.

Up- cyling. Es la reutilización de piezas de muestrarios y de los finales de rollos de tela para optimizar una prenda de vestir.

Reconstruction. Hacer ropa nueva con prendas usadas o productos terminados, como un vestido a partir de una camisa clásica. Se desarma y se reconstruye en otra prenda.

El paso a paso de cada técnica:www.ecochicdesignaward.com

Christina Dean: "Hay que cambiar la moda"

¿Cuáles fueron los principales cambios en estos diez años? y ¿cuál fue la mayor dificultad?

El reto más difícil fue convencer de la necesidad de la sustentabilidad en la moda. Hoy todos los actores saben que la búsqueda de una industria de la moda más sustentable está más allá de la moral; ahora es cuestión de dinero y de mantener en pie el negocio.

¿Qué destaca del Eco Chic Design Award?

Lo representado por los 10 finalistas, 24 semifinalistas y los cientos de diseñadores que aplicaron y viven en 46 países del mundo. Todo se refiere a cómo cambiará el futuro de la moda. Está sucediendo ahora mismo, y es más atractivo que cualquiera de los impresionantes diseños vistos en las pasarelas.

¿Cómo podemos vestirnos de modo más sustentable?

. La ropa muestra nuestro estilo y quiénes somos. Enamorate de lo que estás comprando y buscá ropa hermosa que dure, que puedas lookear a tu manera y de la cual estés orgullosa de vestir. De esta manera te convertirás en un ciudadano de la moda, y no en un consumidor. . Dedicá alrededor de cuatro horas en examinar cada artículo de que tengas. Sé drástico; sólo guardá lo que te gusta y usás. Vas a descubrir que hay ropa que no usás. Averiguá el porqué. ¿Están manchados? ¡Limpialos! ¿No te quedan bien? Haceles una alguna reforma o donala. ¿Son anticuados? Reformalos. . No compres durante más o menos tres meses. El desafío es aggiornar tu ropa. Vas a volver saludable al mercado mediante la compra de piezas duraderas y de calidad en las tiendas de caridad, de los diseñadores emergentes u ofertas de moda más sustentable.

"9400 millones de toneladas de telas se tiran en la Unión Europea "
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas