Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Toma de rehenes en Caballito: uno de los delincuentes estaba prófugo desde junio

Se trata de César Alberto Díaz, alias "el Gringo" y de 41 años; se escapó de Instituto Correccional Abierto de General Pico, La Pampa; su cómplice, Frank Maldonado Cuellar, también tiene antecedentes

Miércoles 27 de septiembre de 2017 • 18:05
SEGUIR
LA NACION
0
La toma de rehenes en Caballito duró 8 hoas
La toma de rehenes en Caballito duró 8 hoas. Foto: Archivo

César Alberto Díaz, de 41 años y vendedor ambulante, uno de los dos delincuentes que durante ocho horas protagonizó una toma de rehenes en Caballito, debía estar preso para cumplir una condena por los delitos de robo y homicidio en grado de tentativa. Pero el 3 de junio pasado se escapó de la Unidad 25 del Servicio Penitenciario Federal (SPF), en General Pico, La Pampa. Desde ese día pesaba sobre él una orden de captura, que se concretó anoche cuando la Policía de la Ciudad lo apresó junto con su cómplice, Frank Maldonado Cuellar, un ciudadano boliviano de 32 años.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes oficiales. Díaz, vecino del barrio de la Boca, tiene un frondoso prontuario. Según los informantes consultados, su primera condena fue el 30 de septiembre de 1998. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) porteño N° 16 lo encontró culpable del delito de robo y le fijó una pena de 11 meses de prisión de ejecución condicional.

Dos años y dos meses después, el TOC N° 24 lo condenó a la pena de tres años y seis meses de prisión al encontrarlo culpable de los delitos de robo, encubrimiento y tenencia ilegítima de arma de guerra. La pena, unificada en cuatro años, debía finalizar el 17 de octubre de 2004, pero el 12 de junio de 2003, el Juzgado de Ejecución Penal N° 3 le concedió el beneficio de la libertad condicional.

Tres meses después volvió a cometer un delito. En septiembre de 2003, la jueza Susana Castañera lo procesó por robo agravado en concurso con encubrimiento agravado por ser cometido con el ánimo de lucro. Por este hecho, el TOC N° 24 lo condenó a la pena de cinco años y diez meses de prisión.

En diciembre de 2005, el Juzgado de Ejecución Penal N° 3 le otorgó la libertad asistida. En septiembre 2006 el TOC porteño N° 21 lo absolvió en una causa por resistencia a la autoridad, pero le revocó la libertad asistida, que volvió a obtener en enero de 2007.

El 20 de junio de 2007, la jueza criminal y correccional porteña María Dolores Fontbona de Pombo procesó a Díaz por el delito de encubrimiento agravado por el ánimo de lucro. Por este delito, el 2 de mayo de 2008, el TOC N° 1 le fijó una pena de dos año de prisión y ordenó cumplir una condena única de 11 años de cárcel.

En octubre de 2012, "el Gringo" Díaz, nacido en Concordia, Entre Ríos, en mayo de 1976, fue procesado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa. En mayo de 2013 fue nuevamente procesado por robo.

El 27 de junio de 2014, el TOC N° 18 condenó a Díaz a la pena única de diez años de cárcel por el delito de robo con arma de fuego y le fijó una condena única de 15 años de prisión, que se cumplía el 30 de septiembre de 2027.

Fuga

Díaz fue trasladado a la cárcel de General Pico, en La Pampa, de donde logró fugarse el 3 de junio pasado, según informaron a LA NACION fuentes judiciales. Nada se supo de él hasta que anoche fue detenido después de haber tomado a cuatro oficiales de la Policía de la Ciudad como rehenes.

Su cómplice, Maldonado Cuellar, también tiene antecedentes penales. El 5 de noviembre de 2012, el juez Hernán López lo procesó con prisión preventiva por el delito de homicidio en grado de tentativa. Por este caso, el TOC porteño N° 2 lo condenó a la pena de cuatro años de prisión y el 5 de noviembre de 2015, el Juzgado de Ejecución Penal N° 4 le otorgó la libertad condicional.

En enero pasado fue procesado por el juez Marcelo Conlazo Zavalía por el delito de tentativa de robo en concurso con lesiones leves. Por este hecho, el 19 de diciembre pasado, el TOC N° 17 lo condenó a la pena de dos meses de cumplimiento efectivo, pero como la condena se cumplió el 23 de diciembre (por el tiempo que había pasado en prisión preventiva) recuperó la libertad hasta anoche que fue detenido después de la toma de rehenes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas