Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se reactiva la economía y las exportaciones recuperan el pulso

Las estadísticas señalan que el comercio exterior recobra dinamismo y los referentes de los sectores público y privado comienzan a exponer su satisfacción; aun así los empresarios piden definir una "estrategia exportadora" y apuntalar el Mercosur

Jueves 28 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION

Durante la celebración del Día de la Exportación, organizado días atrás por la Cámara de Exportadores de la República Argentina (Cera), el titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, celebró junto a más de quinientos empresarios que "el sector exportador es de los que más se han visto beneficiados por las mejores condiciones de acceso al crédito".

La frase fue la clausura de una jornada cargada de proyecciones fructuosas para el sector. "Quiero brindarles la seguridad de que la Argentina transitará su desinflación sin anclas cambiarias y que pondremos todos nuestros esfuerzos en garantizar que estén dadas las condiciones para el crecimiento sostenido del país", dijo Sturzenegger a los máximos referentes del comercio, reunidos en el hotel Four Seasons.

En la apertura del encuentro "De la transición al crecimiento", el titular de la Cera, Enrique Mantilla, estimó que las exportaciones argentinas serán este año de US$ 60.100 millones y las importaciones, de US$ 65.700 millones. La proyección aún refleja una balanza comercial negativa de US$ 5600 millones, por eso pidió resolver el déficit fiscal y comercial. En ese marco, planteó la necesidad de generar una estrategia nacional exportadora como base del desarrollo sostenible y, entre otros puntos, mencionó la optimización de la aplicación de la ley de promoción de exportaciones y el proyecto de ley de emergencia inversora por tres años, para posibilitar la amortización fiscal de las inversiones en bienes de capital e instalaciones.

Además, pidió el fortalecimiento del mercado de capitales, dado que "el subdesarrollo financiero es una traba al crecimiento", y la creación, con el apoyo de los organismos multilaterales de crédito, de un fondo público-privado para acelerar las inversiones en infraestructura. "Tenemos un país con un enorme potencial", apuntó el canciller Jorge Faurie, quien agregó: "Es tiempo de consolidar un perfil exportador extremadamente fuerte que nos dé presencia en el mundo".

"En este momento, la agenda económico-comercial es lo más importante de la política exterior", señaló el canciller, quien perfiló la necesidad de "trabajar intensamente" en cinco ejes: la coordinación de la posición del país, la generación de nuevos nichos de exportación, la profundización de vínculos entre compradores y distribuidores, la instalación de la marca país y la consolidación de los productos argentinos en el exterior.

Más tarde, en el panel "Dinámica política y comercial", el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Pablo García, presentaron las herramientas con las que cuentan ambos organismos para promover las exportaciones. "Para avanzar hacia pobreza cero es indispensable aumentar y mejorar las exportaciones", afirmó Braun, y manifestó el anhelo de que "los argentinos vivan mejor".

"Eso significa -explicó- aumentar el salario real, y eso requiere exportar más y mejor: cada vez más productos a más mercados y desde más provincias, para que haya cada vez más trabajo argentino."

Por su parte, García destacó el trabajo del BICE para subsanar las asimetrías en el acceso al financiamiento para comercio exterior de las empresas, especialmente en el segmento pyme.

En ese sentido, aseveró que "en comercio exterior pasar «de la transición al crecimiento» requiere generar instrumentos financieros que faciliten el proceso, y ésa es una tarea que necesita del trabajo de todos".

Impulso al exportador

Respecto de la carga impositiva que recae sobre el sector, el secretario de Comercio aseguró que "entre mayo y junio las empresas industriales recibieron $ 3000 millones en reintegros impositivos; $ 5100 millones fueron diferidos por 90 días por las pymes en concepto de IVA, y $ 3500 millones ahorraron las pymes en impuestos en los últimos nueve meses". En referencia a la facilitación comercial, contó que "la inversión en importaciones de líneas nuevas y usadas en el primer semestre de 2017 fue de $ 1000 millones; se redujo el tiempo para importar una línea nueva o usada de 540 a 45 días, y el tiempo para la aprobación de una importación temporaria, de 864 a 75 días". Tras celebrar el relanzamiento del BICE, destacó que "los créditos para financiar exportaciones aumentaron un 45 por ciento y $ 250 millones se destinaron a apoyar exportaciones, con una tasa promedio de 3,5 puntos".

A continuación, García amplió los beneficios de la campaña ImpulsaComex, que se enmarca en un proceso de federalización del acceso al crédito y ofrece una tasa del 1,5%. El titular del BICE mencionó, además, la herramienta para el financiamiento de exportaciones de largo plazo o forfaiting, que apunta a mejorar la competitividad de las empresas otorgando financiamiento para el comprador de sus productos en el exterior.

En consecuencia, Sturzenegger garantizó haber "reinterpretado lo que quiere decir actividades de exportación de una manera al mismo tiempo segura desde el punto de vista regulatorio, pero también algo más amplia desde el punto de vista práctico".

"Fue así que expandimos los destinos hacia los cuales las entidades financieras pueden aplicar su capacidad prestable en moneda extranjera y se permitió, por ejemplo, que los proveedores de empresas exportadoras accedan a este fondeo", añadió.

Asimismo, agregó que "también se habilitó que una porción de los depósitos en dólares pueda ser destinada a préstamos para proyectos referidos a la ganadería bovina y energía; se abrió la posibilidad de financiar a los importadores de productos o servicios argentinos, mecanismo mediante el cual los bancos argentinos podrán transformarse en fuente de fondeo para clientes de empresas exportadoras argentinas del exterior, cumpliendo un rol similar al que cumplen los bancos de desarrollo en otros países, como el Bndes de Brasil y el EXIM Bank en Estados Unidos".

"Por primera vez en años -continuó el titular del BCRA-, las empresas argentinas pueden salir al mundo, ofreciendo productos y el financiamiento para éstos; esto ha producido un verdadero cambio."

Garantías para la reactivación

"Ya habrán visto cómo las tasas de interés de los créditos locales en dólares orientados a empresas de exportación se desplomaron a valores inéditamente bajos, de un rango de entre 5 y 6% a fines de 2015 a uno actual de entre 2 y 3% anual", planteó Sturzenegger, quien agregó que el volumen creció de US$ 2900 millones a US$ 13.900 millones, lo cual representa un crecimiento del 379% acumulado.

Según el presidente del BCRA, si esto se complementa con el hecho de que las tasas de interés comerciales en pesos también han caído significativamente (durante el año han oscilado entre 20 y 23%), se entiende que "el crédito comercial esté creciendo al 45% anual".

Envuelto en optimismo, afirmó que "la actividad económica está creciendo a un ritmo de 4% anualizado" y destacó las exportaciones entre los factores que impulsaron esta tendencia durante la segunda parte del año pasado y en el primer trimestre de 2017. Además, destacó que "la inversión comenzó a revitalizarse en el último trimestre de 2016 y fue cobrando fuerza para pasar a ser el principal motor de crecimiento en el segundo trimestre de este año".

"Los niveles de inversión en equipo durable de producción se encuentran en máximos históricos, con incrementos interanuales que superan el 13% en términos reales. La importación de bienes de capital se encuentra creciendo a razón de 19% en dólares en el segundo trimestre. Y los brotes verdes ya se ven en la mayoría de los sectores productivos", detalló.

Así, los exportadores celebraron en su día las intenciones del Gobierno de reforzar el perfil exportador de la Argentina, un impulso con el que esperan llegar a 2020 con mejores performances, fruto de una alineación entre la visión exportadora del sector privado que trabaja de la mano con el Estado.

Negociar con el mundo

En el evento, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, se refirió a la importancia de conectarse con otros mercados y sostuvo que la visión de "inserción estratégica e inteligente" en el mundo ha permitido "recuperar mercados y confianza", enfatizando los esfuerzos realizados por el Gobierno "para demostrar que la Argentina es un país capaz de abastecer de alimentos al mundo".

Luego, Marisa Bircher, secretaria de Mercados Agroindustriales del Ministerio de Agricultura, recordó que el país es el sexto productor de alimentos a nivel mundial y manifestó el objetivo planteado hacia 2020 de ascender del puesto 13 al 9 en el ranking de países exportadores.

Bircher señaló que en el último año "se abrieron 39 destinos para 60 sectores productivos y se reabrieron cinco mercados para siete productos".

Pese a la apertura de la oferta de exportación, el Mercosur continúa siendo el principal destino para las exportaciones del agro, tal como sucede con la industria gracias al peso del sector automotor.

En este sentido, Enrique Mantilla, titular de Cera, sostuvo que "en la actualidad, el gobierno argentino ha presentado una visión de integración inteligente al mundo, pero no ha definido a nivel presidencial una estrategia nacional exportadora como lo hizo el ex presidente estadounidense Barack Obama en 2010 con la National Export Initiative (NEI)".

"En cambio -agregó-, ha optado por un enfoque multiformato que consiste en medidas con coordinaciones específicas tales como acciones para desarmar el sistema de comercio administrado vigente a 2015 con cepos de todo tipo; mejorar la capacidad de financiamiento del comercio exterior y adoptar la estrategia de ventanilla única (VUCE)".

Por su parte, el titular de Cera valoró las negociaciones comerciales iniciadas con otros países de América latina, como México y Colombia, además de las iniciativas con la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Cambio, y afirmó: "Es acertada la mejora de relaciones con Brasil, que es nuestro principal mercado".

Sin embargo, consideró que el bloque regional integrado por la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay "atraviesa una crisis existencial" vinculada a la situación de Venezuela, país que tras meses de debate fue suspendido en agosto de los aspectos comerciales, pero que sigue integrando el Parlamento.

Sobre esta situación, Mantilla fue categórico al impulsar la consolidación de "una agenda concreta" para solucionar los aspectos instrumentales del funcionamiento del Mercado del Sur.

"El bloque ha devenido un sistema multiformato; tiene problemas de diseño y de actuación", dijo, y aseguró que hay que actuar con un "pragmatismo constructivo" para sortear las dificultades y estimular el comercio internacional.

Las exportaciones, en alza

En los seis primeros meses del año el total de las exportaciones alcanzó los US$ 28.046 millones y representó un incremento de 0,7% respecto de igual período del año anterior, según informó el Indec.

En este período, la región pampeana lideró las ventas al exterior, con exportaciones que alcanzaron los US$ 21.055 millones, 75,1% de las exportaciones totales, valor que representó un incremento de 0,7% respecto del año anterior. El 46,7% correspondió a manufacturas de origen agropecuario (MOA), 28,4% a manufacturas de origen industrial (MOI), 23,0% a productos primarios y 1,9% a combustibles y energía. En tanto, los principales destinos de exportación fueron el Mercosur, la Unión Europea, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) y China.

En segundo lugar, en orden de magnitud, se ubicaron las exportaciones de la región patagónica por US$ 2250 millones, 8% de las exportaciones totales, con una reducción de 1,7% respecto del primer semestre de 2016. El 44,5% correspondió a MOI, 40,4% a productos primarios, 9,6% a combustibles y energía y 5,5% a MOA. En este caso, los principales destinos fueron Suiza, el Nafta y la Unión Europea.

El informe también destaca que "las mercaderías de origen extranjero y plataforma continental sumaron, entre los dos orígenes, US$ 318 millones en el primer semestre de 2017. Este valor resultó 4,2% inferior al de igual período de 2016 y representó 1,1% del total de las exportaciones".

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.