Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¡MADRE!: alegoría que se hunde bajo su peso

Jueves 28 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

cerrar

¡MADRE! (Mother!, Estados Unidos/2017) Guión y dirección: Darren Aronofsky / Fotografía: Matthew Libatique / Edición: Andrew Weisblum / Elenco: Jennifer Lawrence, Javier Bardem, Ed Harris, Michelle Pfeiffer, Brian y Domhnall Gleeson / Distribuidora: UIP / Duración: 121 minutos / Calificación: Apta para mayores de 16 años con reservas / Nuestra opinión: regular

Difícil que alguien quede indiferente ante una propuesta tan extrema e impactante como ¡Madre! El propio director habló de "película punk" y hasta la campaña de marketing se basó en el cisma generado entre quienes la consideran poco menos que una obra maestra y aquellos que la detestan. La grieta cinematográfica. Es que casi que no hay término medio posible ante un film de semejante crudeza.

La primera mitad de ¡Madre! trabaja sobre tópicos bastante transitados como el de la invasión a la privacidad (unos extraños que llegan a un hogar y van convirtiéndose en una presencia cada vez más perturbadora para los dueños de casa), el bloqueo creativo de un escritor (Javier Bardem) con una esposa sacrificada que además podría funcionar como musa inspiradora (Jennifer Lawrence), y la tentación (y los riesgos) de la celebridad y la fama.

El problema es que tras ese inicio inquietante el film -construido íntegramente dentro de una casona ubicada en un paraje rural- cede a la tentación de la alegoría, el simbolismo religioso, el mensaje grandilocuente y la moraleja subrayada. El director de Pi, El luchador y El cisne negro apela a la pirotecnia visual, al sensacionalismo, a la bajada de línea, a referencias obvias (El bebé de Rosemary, El resplandor) y en varios momentos incluso al golpe bajo con picos de sadismo que tienen a Lawrence, sometida a un tour-de-force de primeros planos siempre en situaciones terribles, como dueña del punto de vista y como víctima principal.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas