Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Defensa y Justicia-Huracán, Superliga: un empate que castigó la ineficacia del Halcón

El local dominó el encuentro y tuvo las mejores ocasiones, pero no pudo concretar

Viernes 29 de septiembre de 2017 • 21:00
SEGUIR
PARA LA NACION
  |  
Defensa y JusticiaDefensa y Justicia

-

P
HuracánHuracán

-

P

Sin goles en Florencio Varela
Sin goles en Florencio Varela. Foto: FotoBAIRES

Era un viernes especial en el Tito Tomaghello. Defensa y Justicia festejaba sus 100 partidos en primera división, con un proyecto futbolístico asentado pero con la incertidumbre que le produjo la extraña salida de Nelson Vivas. El club de Varela fue protagonista, pero se encontró con un Marcos Díaz decisivo y terminó con un empate 0-0 con Huracán.

Se esperaba más del Globo, que había llegado con dos victorias (Newell's y Gimnasia) y un empate (Unión). La única jugada de peligro la tuvo al minuto con Ramón Ábila, el delantero que compró Boca y que cedió al Globo. Al minuto, Wanchope quedó mano a mano con Gabriel Arias y definió con un toque por arriba que se fue pegado al palo. Poco y nada de fútbol por parte del equipo de Gustavo Alfaro, que en la previa había marcado la importancia de tener la pelota. El DT lo observó y metió mano con los ingresos en simultáneo de Romero Gamarra y Bogado, pero no logró desequilibrar la balanza. Defensa tuvo la pelota y la iniciativa durante los 90 minutos.

Necesitaba recuperarse Defensa. La salida de Nelson Vivas por un cortocircuito con Diego Lemme, dirigente e hijo del presidente del club José Lemme, le permitió a Manuel Fernández saltar de la Reserva a la Primera. Su nombre sonará desconocido, pero el DT interino acumula un currículum bastante interesante para sus 33 años; Fernández trabajó en las divisiones inferiores de Tigre y Racing (dirigió la Reserva) y fue ayudante de Martín Palermo en Unión Española, en Chile, hasta que se hizo cargo de la Reserva del club de Varela. No sería por mucho: la dirigencia está buscando un reemplazante.

Defensa generó decenas de situaciones en los pies de Fernando Márquez, Fabián Bordagaray y Gonzalo Castellani, pero careció de definición. La razón por la que no se quedó con los tres puntos tiene nombre y apellido: Marcos Díaz. El arquero, que quería dejar Huracán y fue convencido por Alfaro, respondió cuando lo exigieron con tiros de media distancia, pelotas paradas y en el mano a mano. El gol con la mano de Ignacio Rivero, que anuló correctamente Hernán Mastrangelo en la última del partido, bien podría resumir la impotencia que sintió el local.

Las mejores jugadas en Florencio Varela

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.