Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El control de los cuerpos

Viernes 29 de septiembre de 2017
0

Empecé a pensar en hacer una obra relacionada a los cien años de la Revolución Rusa, una suerte de obsesión personal, y desde el principio estuvo claro que lo interesante era encontrar resonancias particulares en el contexto actual. Fue apareciendo una obra centrada en las vidas de tres mujeres contemporáneas cuyas experiencias están atravesadas por esa revolución.

La idea de contar historias protagonizadas por mujeres surgió como una reacción al leer los textos de Alexandra Kollontai, revolucionaria y feminista soviética bastante olvidada, y algunas de sus preocupaciones en relación con el cuerpo, la libertad, la sexualidad y cómo la sociedad capitalista modela a su conveniencia la identidad de las mujeres. Entre otras cosas, la obra trata de pensar acerca de qué manera el capitalismo controla los cuerpos y especialmente cómo el control del cuerpo de las mujeres es representativo de la dominación de una clase sobre otra.

Desde un punto de vista personal hace unos pocos años que soy el padre de una joven hija y mi percepción de cómo la identidad femenina es cincelada en nuestra sociedad se volvió una preocupación cotidiana que excede lo teórico. Como un síntoma de los tiempos, en los ultimos años el feminismo se impuso nuevamente como uno de los movimientos más lúcidos, activos y transformadores. Kollontai instaló la idea del cuerpo como espacio revolucionario hace cien años. Hoy en día, cuando parecería que la identidad es un parque temático que cada uno construye en las redes sociales, el cuerpo sigue siendo un campo de batalla.

Director y dramaturgo

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas