Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El valor de las joyas de la abuela

Viernes 29 de septiembre de 2017 • 18:58
PARA LA NACION
0

Las grandes noticias de boxeo se fortalecen cuando los jóvenes campeones se acercan a los grandes combates. Aproximarse al momento cumbre y deducir sobre sus auténticos valores, constituye una de las misiones más apasionantes para los críticos de este deporte.

Sin embargo, en este momento, los “hombres del futuro” no producen nada. Nadie sabe dónde y cuándo, el matancero Brian Castaño defenderá su corona mundial mediano jr (AMB interina); los rumores que pronostican un choque entre el bonaerense Diego Chaves y el haitiano André Berto, son indescifrables, y la reaparición del santafecino Fabián “TNT” Maidana, en Estados Unidos, se prolonga, día a día.

Paradójicamente a todo esto, un trío de veteranos compuesto por los chubutenses Omar Narváez, a días de cumplir 42 años y Lucas Matthysse, de 35, sumados al mendocino Juan Carlos Reveco, de 34, se apodera del calendario más atractivo que se reserva 2017. Luchando contra el paso el tiempo y el desgaste de sus físicos.

Narváez volverá al ring tras 16 meses de inactividad; se enfrentará con el ruso Nikolai Potapov, el 14 de octubre en Buenos Aires, en un combate semifinal, para cruzarse con el sudafricano Zolani Tete, campeón mundial gallo (OMB).

¿Cómo está Narváez? Sólo él tiene las respuestas sobre su presente, en un peso antinatural a su cuerpo, pero lógico a este período competitivo, que arroja un saldo de 17 años de carrera, con 31 combates mundialistas, repartidos en su dos coronas: mosca y supermosca. Desde su derrumbe ante Naoya Inoue, hace 34 meses, no tuvo mayores exigencias y esa falta de ritmo combativo puede aflorar en esta ocasión. Pese a ello, su nombre representa un foco de atención absoluta cada vez que forma parte de un anuncio internacional.

Tras su decepcionante derrota por KO ante Viktor Postol, en 2015, Matthysse –concuñado de Narváez– recuperó gran parte de las acciones perdidas con un espectacular KO logrado sobre Emmanuel Taylor, en mayo último. Decidió descansar y descartó boxear en el semifondo de “Golovkin vs Canelo”, en Las Vegas. Su empresa promotora Golden Boy, que preside Oscar de La Hoya, no salió –aún– del asombro ante tal situación y planifica un combate ante el ex cuádruple campeón mundial Adrien Broner, para finales de año. ¿Le interesa a Lucas este proyecto? La incertidumbre que acompaña cada paso de su actualidad condiciona su carrera. Matthysse es la pieza más valiosa que conserva el pugilismo nacional en las altas esferas de la industria norteamericana.

Juan Carlos Reveco justificó su derecho a retar al filipino Donnie Nietes, tricampeón mundial y actual poseedor de la corona mosca (FIB). Su victoria ante el tailandés Komgrich Nantapech –en un choque eliminatorio oficial– fue inobjetable y corroboró dos factores vitales para analizar su presente: el valor inagotable que constituye tener una formación técnica admirable que puede adaptar a cualquier estrategia y el inevitable perjuicio que producen sus 17 combates mundialistas – 6 de ellos interinos– desde 2007 hasta hoy. Ex bicampeón (minimosca y mosca), se trata del púgil argentino que más contratiempos debió superar para permanecer en el primer plano. Sabe sufrir y siempre supo esperar.

Estos tres “viejos mosqueteros” no se dan por vencidos ni mucho menos. Están preparados y programados para seguir haciendo historia. No sólo retan a los mejores campeones. Ahora, también, desafían al paso del tiempo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas