Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Cumbre será un epicentro de residencias artísticas

El proyecto abarca la puesta en valor de la casa de Manucho, El Paraíso

Viernes 29 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Desde que surgió la idea de salvar El Paraíso, la casa donde vivió Manuel Mujica Lainez, y potenciar esa creatividad que es, prácticamente, marca registrada de La Cumbre, en Córdoba, existe en el ámbito oficial un proyecto ambicioso que lleva varios meses de precalentamiento. Empezó a tomar forma este invierno, cuando una comitiva integrada por la presidenta del Fondo Nacional de las Artes (FNA), Carolina Biquard, y varios integrantes de su directorio (como Alberto Manguel, la responsable de la Comisión de Monumentos Históricos Teresa Anchorena, el arquitecto Enrique García Espil y Bárbara Russi, de Relaciones Institucionales), además de Ana y Ricky Mujica, herederos del escritor, viajaron a Punilla. Y a juzgar por el entusiasmo que hay en estos días en el FNA y otras áreas culturales del gobierno, el tramo que van a recorrer durante los próximos seis meses se vivirá con la expectativa de una cuenta regresiva. El caso es que, con la casa de Manucho como principal atractivo, convertirán La Cumbre en una sede de residencias internacionales para artistas.

El primer paso en este sentido será el desembarco allí del Filba Nacional, versión federal del Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires, que dirige Gabriela Adamo. Será en marzo de 2018 y, para eso, ya están comprometidos los fondos provinciales que permiten avanzar. Hasta entonces está previsto, además, alcanzar una serie de objetivos alineados con la meta mayor: declarar La Cumbre poblado histórico y El Paraíso monumento histórico, en cuyo proyecto ya trabaja Anchorena; diseñar un plan para la puesta en valor de la casa, labor conjunta entre los herederos del autor de Bomarzo y la Dirección Nacional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, y convocar a referentes de residencias internacionales para integrar una red que ponga en su trama la sede argentina.

Por lo pronto, ya se aprobó un presupuesto destinado a recuperar casas de escritores (una parte de esos 18 millones de pesos se destinará a El Paraíso), lo que garantiza la viabilidad de este asunto. "Ya están alineadas políticamente las partes para que todo esto suceda", confía Russi, creyendo además que podrán sortearse los tiempos de la burocracia.

Hay que pensar, más bien, en 2019, cuando Córdoba será sede del Congreso de la Lengua y lleguen aquí hasta los reyes de España. No habrá mejor vidriera que esa para un virtual corte de cintas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas