Para aleccionar a sus colegas críticos, Sturzenegger hasta citó a Perón

Criticó a los que advertían que las tasas altas frustrarían la recuperación de la economía o la reactivación del crédito bancario

Javier Blanco
LA NACION
Viernes 29 de septiembre de 2017

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, rechazó las críticas que sus colegas economistas suelen realizar a la estrategia antiinflacionaria que ejecuta. Fue ayer, al disertar en el cierre de la Conferencia Anual de FIEL, ocasión en la que también destacó que se siente "acompañado" por el resto del Gobierno en esa tarea.

El funcionario cargó contra los que juzgan como demasiado estrictas las metas inflacionarias que fijó y contra los que alertaban sobre que la política monetaria contractiva que ejecuta, al restar liquidez y subir las tasas, pondría en riesgo la recuperación de la economía o haría resentir la oferta de crédito.

"Es precisamente al revés. Una baja en la tasa de inflación es un prerrequisito para el crecimiento sólido del crédito y sus beneficios en términos de recuperación económica se ven en el corto plazo, como ya estamos viendo", dijo, aunque admitió que las críticas en ese sentido "ya no se escuchan tanto" a la luz de los últimos avances.

También criticó a los que plantean que la tasa de interés que el BCRA paga por su deuda conspira contra la inversión. "Es inverosímil pensar que una empresa decida una inversión, cuya amortización será a 5, 10, 20 años, sobre la base del costo de oportunidad de comprar Lebac a 35 días o incluso a 270 días. La tasa de interés relevante para evaluar un proyecto de inversión es la del riesgo país", adoctrinó.

En su exposición, leída pero en la que abundaron las acotaciones al margen, Sturzenegger mezcló explicaciones técnicas con definiciones de corte político. Y se permitió algunas licencias como la de citar al presidente Juan Domingo Perón: "En un discurso contó que, en una reunión en el año 1954 con los secretarios generales de los gremios, unánimemente le dijeron: «No queremos aumentos de sueldos. Lo que queremos es que no aumenten los precios»", recordó.

La cita vino a cuento de las ventajas de ir hacia una estabilidad de precios y las lecturas erróneas que algunos hacen del impacto que en esa meta pueden tener las discusiones paritarias. "No hay que focalizar en el aumento puntual en un momento, sino en la evolución del salario real durante el período. No son la misma cosa", recomendó.

Aclaraciones varias

Su objetivo fue aclarar que las políticas que lleva adelante el BCRA son parte de las políticas generales del Gobierno. Dijo que se equivocan quienes juzgan que falta coordinación entre las políticas monetaria y fiscal.

"Lo que realmente importa es si el Gobierno le pide plata al BCRA y les recuerdo que nuestra asistencia al Tesoro bajará del 4,4% del PBI en 2015 a 1,1% en 2018". Incluso dio un paso más al definir a los equipos de Hacienda y de Finanzas como "de lo mejor que tuvimos en los últimos años" y calificar de "dogmáticas" las opiniones en favor de un shock de ajuste del gasto.

"Creo que lo que sorprende a muchos economistas es que el Gobierno no tome posiciones dogmáticas con respecto al gasto público", prosiguió. "Esta gestión tiene un enfoque que se centra en el ciudadano. ¿Qué es lo que puedo hacer para servirlo mejor? ¿Cómo puedo hacerlo sin despilfarrar sus fondos? Y esto puede significar agrandar el Estado o achicarlo", intentó explicar.

Otro pasito atrás del dólar

El peso volvió a recuperar terreno ayer frente al dólar siguiendo la tendencia general que se impuso en la jornada en todo el mundo. Sucede que entró en pausa el período de revalorización que había iniciado la divisa estadounidense tras haber anunciado la Reserva Federal que seguirá subiendo gradualmente las tasas, aunque comience desde la semana entrante con el programa de retiro de liquidez.

La cotización promedio de venta al público bajó de $ 17,83 a 17,79 (-0,22%)porque en el mercado mayorista ajustó de $ 17,56 a 17,49. Parte de ese retroceso estuvo apoyado en la ampliación que tuvo la oferta al comenzar el Grupo Galicia a volcar en el mercado parte de los US$ 550 millones que captó anteayer al ampliar su capital accionario.

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original