Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por menores ventas argentinas, la soja uruguaya gana lugar en China

En los primeros ocho meses del año, el principal comprador global adquirió un 104,5% más en Uruguay y un 14,4% menos en la Argentina; Brasil consolida su liderazgo

Viernes 29 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION

Por representar el movimiento del principal importador global de poroto de soja y del responsable casi exclusivo del componente alcista en los precios de la oleaginosa, cada reporte mensual de la Administración General de Aduanas de China brinda el estado de situación del comercio mundial del grano grueso. Del trabajo difundido el martes, con los datos de los primeros ocho meses de 2017, surgen en el nivel regional tres hechos destacables: el fuerte crecimiento de las importaciones de soja uruguaya; la retracción de la mercadería argentina, y la consolidación de Brasil como máximo proveedor.

En el detalle de las cifras, el organismo informó que en agosto China importó un volumen total de 8.447.718 toneladas de soja, con las que acumula compras por 63.337.320 toneladas en lo que va del año calendario, un 15,85% más que en igual segmento de 2016. Con el foco puesto sobre Sudamérica, de las compras mensuales, Brasil fue responsable por 6.079.284 toneladas; la Argentina por 1.379.207 toneladas, y Uruguay por 762.941 toneladas.

Hubo menores ventas argentinas
Hubo menores ventas argentinas.

En el acumulado para los primeros 8 meses de 2017, las importaciones chinas de soja brasileña suman 36.911.677 toneladas, lo que implica un crecimiento del 15,51% frente a igual lapso de 2016%; las compras de grano argentino registran 3.766.724 toneladas, un 14,44% menos que un año atrás, en tanto que los negocios por la oleaginosa uruguaya totalizan 1.285.428 tonelada, volumen que marca un incremento del 104,49% respecto del mismo segmento del año pasado.

Si bien el fuerte crecimiento de la participación de la soja de Uruguay en China está relacionado con el salto productivo alcanzado en el ciclo 2016/2017, en el que se cosecharon 3.338.000 toneladas frente a las 2.208.000 toneladas de la campaña anterior, el principal factor que alienta el interés chino por la oleaginosa uruguaya es la retracción de las exportaciones argentinas de poroto de soja.

En ese sentido, según datos de la Aduana de China, en 2016 las importaciones de soja argentina sumaron 8.014.219 toneladas y quedaron un 10,60% por debajo de las 9.438.424 toneladas adquiridas en 2015. En lo que resta de 2017 se espera que de las 3.766.724 toneladas se llegue hasta un volumen próximo a los 6,5/7 millones de toneladas, es decir que ya se prevé una caída de los envíos por segundo año consecutivo.

"La opción por retener soja de buena parte de los productores argentinos tiene influencia en el menor volumen de poroto exportado", dijo a LA NACION Andrés R. Alcaraz, gerente de Comunicaciones Corporativas y Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara). Añadió que esa opción encuentra como fundamentos la amplia oferta de créditos vigente para el sector, pero particularmente las buenas cosechas de trigo y de maíz, "que aportaron los fondos necesarios para evitarles contratiempos financieros a los agricultores, que hoy reconocen en la mercadería física un activo".

El ejecutivo explicó que en los primeros ocho meses de 2017 la molienda de soja suma 29,35 millones de toneladas, un volumen que está por debajo de los 30,20 millones de igual segmento de 2016. "Lo importante a destacar es que, para arribar al volumen actual, la Argentina importó 1,38 millones de toneladas de poroto de soja procedentes de Paraguay, Brasil y, en menor medida, de Uruguay. Entonces, esa admisión temporaria de mercadería externa contribuyó a suplir la falta de oferta argentina para las industrias procesadoras, pero no compensó la caída de la oferta para la exportación de poroto", señaló Alcaraz.

El volumen de soja importado en lo que va del año casi duplica las 610.396 toneladas compradas en 2016. "Para obtener volúmenes similares o superiores a los que se están importando bajo el régimen temporario para ser procesados en suelo argentino y exportados, luego, como productos derivados de la industria, hay que remontarse a fechas previas a 2009, cuando se importaba soja para procesar en algo más de 500.000 toneladas. Los años 2007 y 2008 fueron excepcionales y se llegaron a importar 2,2 y 2,8 millones de toneladas de soja, respectivamente", señaló recientemente Federico Di Yenno, integrante del Departamento de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Para completar el cuadro de importaciones chinas de poroto de soja, con las 179.490 toneladas adquiridas en agosto, las compras a los Estados Unidos sumaron en los primeros 8 meses del año 19.741.828 toneladas, lo que implica un incremento interanual del 18,54%.

Aceite argentino

Como mínimo aliciente a la caída de las ventas argentinas de poroto de soja, la Administración General de Aduanas de China informó ayer que durante agosto arribaron 234 toneladas de aceite de soja argentino, que completaron 520 toneladas para los primeros 8 meses de 2017, lo que marca un incremento interanual del 73,66% frente a las 299 toneladas adquiridas en igual segmento del año anterior. Así, el volumen de aceite de soja argentino colocado en puertos chinos ya supera las 449 toneladas que lograron entrar durante 2016.

Hasta agosto inclusive, China importó un total de 511.736 toneladas de aceite de soja, lo que representa un incremento interanual del 35,04%. Con 298.300 toneladas, Brasil es el país con mayor participación, seguido por los Estados Unidos, con 83.953 toneladas, y por Rusia, con 67.380 toneladas.

"El panorama hacia adelante es alentador para las ventas argentinas de aceite a China. Seguramente se deberá competir vía precios con Brasil, en una relación que suele ser positiva para la Argentina que, además, tiene una oferta de mayor confiabilidad en cuanto a calidad y a entrega, algo que seguramente se afianzará en el futuro inmediato, sobre todo en comparación con las complicaciones de logística que existen en los principales puertos exportadores brasileños", explicó Alcaraz.

Según datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, en las últimas diez campañas (2008/2009 Vs. la proyección 2017/2018) las importaciones chinas de poroto de soja trepan un 131,14%, al pasar de 41,10 a 95 millones de toneladas, mientras que las compras de aceite de soja caen un 79,92%, de 2,49 a 0,50 millones.

Destino en declive para la argentina

-14,44%

Caída de las ventas de poroto de soja a China

En los primeros ocho meses de 2017 se colocaron en China 3,7 millones de toneladas, lo que implica una baja interanual del 14,44%. Las ventas argentinas caen por segundo año seguido

104,49%

Incremento de las exportaciones uruguayas

Con las 762.941 toneladas colocadas en agosto, las ventas de soja de Uruguay a China totalizaron 1.285.428 toneladas, un 104,49% más que un año atrás

520

Toneladas de aceite comercializadas

En los primeros ocho meses de 2017, China importó 520 toneladas de aceite de soja argentino, un 73,66% más que un año atrás. En igual segmento, Brasil colocó 298.300 toneladas, sobre las 511.736 t adquiridas por China

En esta nota:
Te puede interesar