Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El kirchnerismo, acorralado por el avance de las causas

Boudou y José López enfrentarán nuevos juicios orales; Cristina Kirchner y Jaime esperan fecha

Viernes 29 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

Llegó la etapa final de las investigaciones que enfrentan los principales funcionarios kirchneristas por corrupción con la elevación a juicio. No son los casos más importantes, pero sí de los más evidentes fraudes de esa administración.

Ayer, dos jueces federales en simultáneo, Daniel Rafecas y Sergio Torres, elevaron a juicio oral las causas contra el ex secretario de Obras Públicas José López, por sus escandalosos bolsos cargados con US$ 9 millones, y contra Amado Boudou, por intentar comprar autos de alta gama sin licitación para el Ministerio de Economía, que él comandaba.

Estos dos expedientes serán sorteados y enviados a un tribunal que les pondrá fecha de juicio a fin de año o a comienzos de 2018.

Paralelamente, se están haciendo los juicios contra Julio De Vido, por la tragedia de Once, y contra Guillermo Moreno, por usar fondos públicos para comprar cotillón "anti-Clarín". El martes comenzará otro juicio contra Boudou, por quedarse con el 70% de las acciones de Ciccone como soborno para evitar la quiebra de la firma.

Esperan fecha de juicio los procesos contra Cristina Kirchner por la venta del dólar futuro, contra el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por enriquecimiento ilícito y la compra de trenes chatarra portugueses y españoles, ya elevada a juicio, y la causas por el Plan Qunita, entre otras.

El juez Julián Ercolini analiza elevar a juicio en las próximas semanas la causa por asociación ilícita contra Cristina, Lázaro Báez, Julio De Vido y José López, entre otros, por el direccionamiento de la obra pública patagónica en beneficio del empresario.

Ayer comenzó a transitar el camino al juicio la causa contra López por sus bolsos. La calificación es de enriquecimiento ilícito y serán juzgados, además de López, que está preso, su esposa y una monja de un monasterio de General Rodríguez, donde el ex funcionario quiso ocultar los US$ 9 millones que, según dijo, venían de la política. Irán a juicio también tres empresarios y un abogado, acusados de ser testaferros de López en las compras de un chalet en Dique Luján, Tigre, y de un departamento en Recoleta.

A López primero se lo envió a juicio por "la tenencia en su poder en efectivo de casi US$ 9 millones y unos 150.000 euros".

El delito de enriquecimiento ilícito de funcionario público, que se atribuye a López, tiene un castigo de dos a seis años de prisión.

También se conoció ayer que el Tribunal Oral Federal Nº 4, el mismo que juzga a De Vido y a Boudou por el caso Ciccone, será quien juzgue al ex vicepresidente, pero por la compra directa, sin licitación pública y con presuntos sobreprecios, de 19 autos a una concesionaria de su conocimiento personal, en 2009, cuando era ministro de Economía. El caso de los autos llega a juicio oral luego de que el juez Torres agotó la investigación y mandó el expediente.

También irán al banquillo Daniel Reposo, ex titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y fracasado candidato kirchnerista a procurador; Álvaro Palencia Reffino, ex director de Asuntos Administrativos del Ministerio de Economía; el ex secretario legal y administrativo de esa cartera, Benigno Vélez, y Fernando y Guido Guidi, dueños de la concesionaria Volkswagen Guido Guidi.

El requerimiento de la fiscalía había planteado que Boudou tendría vínculo personal con Guido Guidi, ya que en su despacho había una foto de ambos. Por eso, supuestamente, incumplió la exigencia de llamar a licitación pública y direccionó la adquisición de los coches. Boudou va a juicio acusado de "administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio" del Estado "en concurso ideal con el delito de uso de documento público falso".

Para Torres, se adquirió "una partida vehicular innecesaria, mediante subasta privada direccionada en favor de la empresa Guido Guidi SA" y el valor de $ 2.131.400 conllevó "el pago por montos abultados o desventajosos para el Estado". Se compraron 13 Bora, tres Passat y tres Vento.

La denuncia que dio origen a la causa fue radicada en 2010 por el abogado Ricardo Monner Sans.

Boudou ya afrontó un juicio oral por la compra de un auto con papeles supuestamente irregulares y fue sobreseído, pero esa resolución está apelada ante la Cámara de Casación. Asimismo, el ex vicepresidente es investigado por enriquecimiento ilícito.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas