Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Elevaron a juicio la causa por la fuga de los hermanos Lanatta y de Víctor Schillaci

La fiscal Virginia Bravo reconstruyó la forma en que el trío logró evadirse del penal bonaerense, en diciembre de 2015

Viernes 29 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

La Justicia platense elevó a juicio oral la causa por la fuga de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y de Víctor Schillaci de la cárcel de la localidad bonaerense de General Alvear en diciembre de 2015, cuando cumplían prisión perpetua por el triple crimen de la efedrina General Rodríguez.

La medida fue adoptada por el juez de Garantías N° 2, Jorge Moya Panisello, tras el pedido de la fiscal platense Virginia Bravo, en una causa en la que también será juzgada Susana Elvira Martínez, la suegra de Cristian Lanatta.

La fiscal dio por probado que el 27 de diciembre de 2015, los hermanos Lanatta y Schillaci se encontraban en el sector Sanidad de la Unidad Penitenciaria 30 de General Alvear cuando a la 1.45 golpearon a un guardia y le quitaron las llaves de la cárcel.

Cuando estaban por salir por el "túnel" de la prisión amenazaron con lo que aparentaba ser un arma a otro guardia, por lo que éste optó por abrir la reja y terminó siendo reducido.

"Quedate tranquilo, si hacés un movimiento en falso atrás vienen sesenta más", lo amenazó uno de los tres presos. En su camino hacia la calle el trío siguió hasta la oficina de guardia, donde estaba el jefe de turno, al que le colocaron la supuesta arma en la espalda, mientras advertían: "Si vos gritás, yo te quemo, esto tiene silenciador".

Según ese testigo, los tres presos le dijeron que esperara una hora para empezar a gritar porque para entonces ya los iba a haber "levantado" un helicóptero, algo que nunca ocurrió, ya que terminaron escapando en el Fiat 128 Europa verde del primer guardia.

Pero antes de salir de la prisión, redujeron también al guardia de la puerta, le robaron una ametralladora y lo llevaron como rehén durante algunas cuadras, mientras uno de ellos hablaba con un teléfono celular y gritaba a un cómplice: "¡Dónde estás, dónde estás!". Finalmente ataron al guardia y subieron a una camioneta negra.

A Martínez, la fiscal la acusa de haberles dado dinero a los prófugos el mismo día de la fuga en su casa de la localidad bonaerense de Berazategui, y de haberles facilitado una camioneta Kangoo gris, el 31 de diciembre, para eludir la búsqueda policial. Además de esta causa, los tres detenidos enfrentan otra por el ataque contra los policías bonaerenses Lucrecia Yudati y Fernando Pengsawath, que fueron gravemente heridos por disparos de escopeta y fusil.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas