Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mito de la exfoliación: cada cuánto hay que hacerla

Es el beauty tip más recomendado por las celebridades para mantener la piel joven y fresca, pero si lo hacés más de una vez por semana te deja la piel gruesa y áspera

Foto: Shutterstock
Lunes 02 de octubre de 2017 • 00:00
0

La sensación cuando limpiamos el rostro a conciencia es indescriptible: nos sentimos frescas, renovadas, energizadas. ¿Te pasa también? ¿No sentís que al ponerte la crema después de una buena exfoliación la piel te queda más elástica y suave, casi como de bebé?

Pero como todo en materia de belleza y salud, no hay que exagerar. Conversamos con la doctora Luisa Silvana Alvarez *, quien también aclara los distintos tipos de tratamientos que son recomendables.

CÓMO SE RENUEVA LA PIEL

La piel se renueva cada mes en forma natural por factores como la edad, el clima, la alimentación y hasta el estrés. Pero para que este proceso resulte beneficioso para la salud y la belleza del rostro es esencial hacer un tratamiento exfoliante específico con productos adecuados para eliminar impurezas y preparar la piel para la acción de las cremas con componentes nutritivos e hidratantes. En ese sentido la exfoliación consiste en eliminar las capas mas superficiales de la piel con el objetivo de afinarlas. Se realiza en forma manual, arrastrando en forma mecánica las células, con diversos productos.

Para una acción a nivel de capas profundas, lo recomendable son los peelings en gabinete, que sólo deben ser realizados por un médico o cosmiatra profesional.

CADA CUÁNTO EXFOLIAR

La exfoliación arrastra de manera mecánica las células muertas de la piel
La exfoliación arrastra de manera mecánica las células muertas de la piel.

Lo ideal es no realizar exfoliaciones diariamente porque la piel al ser frotada regularmente reacciona y se vuelve mas gruesa, áspera y reseca, generando un efecto contrario al que se busca.

-Se aplica el producto sobre la piel limpia y humedecida. Se esparce con los dedos o un cepillito de cerdas suaves con movimientos giratorios. Luego se retira con agua tibia. No frotar demasiado la piel para no irritar.

Las veces que deberíamos exfoliar nuestro rostro dependerán del tipo de piel, la salud en general, y el tipo de exfoliante. Mientras más suave sea el exfoliante mas veces podremos usarlo.

Si se usan exfoliantes de acción fuerte solo 1 vez por semana.

Te podés ayudar a pasar el producto con una esponja marina, un guante de hilo o una esponjita de toalla.

HACÉ TU EXFOLIANTE CASERO

Estas mezclas que podés hacer en casa con productos naturales, si no tenés tu marca preferida a mano, te ayudan a regenerar la piel.

Limpiar: azúcar morena con crema limpiadora.

Suavizar: azúcar y jugo de medio limón, con el rostro limpio y húmedo colocar la preparación y realizar movimientos circulares; dejar actuar 5 minutos, retirar con agua tibia y luego hidratar con la crema habitual.

Arrastrar: 1 taza de avena o granola con una cucharadita de miel; aplicar con agua tibia y enjuagar. Tonificar con agua de rosas.

Exfoliar y nutrir: 7 cucharadas de azúcar y 5 de aceite de almendras o de oliva; mezclar y colocar en la piel previamente lavada, realizar masajes circulares y luego de 5 minutos lavar con agua tibia. Posteriormente hidratar.

* La doctora Luisa Silvana Alvarez es médica esteticista, especialista en medicina orthomolecular, directora de Maestro Estética Pilates.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas