Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La baja de las retenciones a la soja en 2018 le costará US$ 1000 millones al Gobierno

Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, eso representa el 1% de los ingresos tributarios totales y podría compensarse con otros impuestos

Viernes 29 de septiembre de 2017 • 18:07
El costo de la rebaja del 6% en la soja durante todo 2018 será de US$ 1000 millones
El costo de la rebaja del 6% en la soja durante todo 2018 será de US$ 1000 millones.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario realizado por Julio Calzada y Emilce Terré señala que la rebaja de 6% en la alícuota de retenciones al complejo sojero a diciembre de 2018 (a razón de 0,5% por mes) podría implicar una caída de 1000 millones de dólares en los recursos del gobierno nacional, cifra que equivale a el 1% de los ingresos tributarios totales previstos para ese año, o el 0,16% del PBI estimado para 2018.

Según la entidad, esa cifra "refuta la idea de que va a existir un alto costo fiscal para el gobierno nacional, especialmente cuando se considera que no se está sumando la suba de impuestos que surgirán cuando los productores -con ingresos más altos- procedan a gastar más en bienes de consumo o nuevas inversiones". Para la Bolsa rosarina, "es muy probable que esa cifra se compense con mayor recaudación de otros tributos".

De acuerdo al informe, hay tres motivos por los que los 1000 millones de dólares "sobreestiman" el impacto fiscal por la rebaja de retenciones:

Se le ha aplicado al valor total de las exportaciones proyectadas para el próximo año una alícuota de derechos de exportación del 24% para el poroto de soja y del 21% para los subproductos (es decir, un 6% menos que la alícuota actual), cuando en realidad dicha rebaja no se hará de una sola vez al comenzar 2018, sino que caerán un 0,5% mensual a partir de enero próximo para descontar el 6% recién en diciembre del año próximo. Por tal motivo, el impacto fiscal real de la medida en el año 2018 va a ser sustancialmente menor a los 1039 millones de dólares estimados por el mismo informe.

En segundo lugar, considerando que en la práctica el derecho de exportación se traslada aguas arriba en la cadena hacia el productor agrícola, la rebaja en retenciones derivaría en un aumento en el precio de la soja. Ello mejorará el ingreso por venta de la mercadería para el productor y, lógicamente, aumentará su tributación en concepto de impuesto a las ganancias, IVA y tributos provinciales y municipales. De esta forma se compensaría el impacto de la baja de retenciones sobre los ingresos del gobierno nacional y otras jurisdicciones.

Finalmente, se descuenta ya que las exportaciones de 2018 no se mantendrán constantes en relación a las del año pasado (2016) sino que, por el contrario, tanto los embarques de poroto como el procesamiento y posterior exportación de harina y aceite de soja aumentarán el próximo año. "De un tiempo a esta parte -con los actuales niveles de retenciones- los precios no resultan atractivos para el productor ni rentables para la industria exportadora, razón por la cual se observa una merma en la actividad de exportación que podría revertirse con la baja gradual de retenciones prevista", explicó.

El impacto de la rebaja de las retenciones según el informe
El impacto de la rebaja de las retenciones según el informe.
En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.