El negocio de las viviendas sociales

Carla Quiroga
LA NACION
Sábado 30 de septiembre de 2017

Los desarrolladores están atentos al negocio de las viviendas sociales. Hasta el propio Eduardo Costantini, creador de Nordelta, manifestó su interés por ese segmento. De todas formas, está claro que con un costo de construcción que oscila entre los US$ 1300/ 1500m2, un valor al que hay que sumarle el valor de incidencia de la tierra para calcular el costo inicial, los números no cierran.

"Como no es un bien transable internacionalmente no tiene solución. Es un tema de competencia entre los desarrollares y las posibilidades financieras de la demanda. Aunque hay que reconocer que la UVA abre una posibilidad muy grande porque bajó la cuota inicial de los créditos", aclaró Miguel Camps, el presidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV) en el encuentro de real estate organizado por la nacion. En este contexto, se analizan métodos de construcción estandarizados y más baratos muy utilizados en otras partes del mundo. Sin embargo, en el sector aclaran que sin un trabajo en conjunto con el Estado es inviable construir para la base de la pirámide. "Hay déficit de infraestructura de servicios en zonas no urbanizadas. Uno no puede hacer patria y desarrollar un lugar donde no hay agua o transporte", afirmó Gonzalo De la Serna, CFO de Consultatio en el mismo encuentro. Desde el sector público levantan la bandera del proyecto de la Villa Olímpica. El Gobierno de la Ciudad finalizó las obras de las primeras 400 viviendas del complejo ubicado en Villa Soldati que alojará a 7000 atletas durante los Juegos Olímpicos de la Juventud. Y que luego será vendido con créditos blandos del Instituto de la Vivienda de la Ciudad y el Banco Ciudad. La prioridad la tendrán los vecinos del barrio. Esta será una prueba de fuego para un sector acostumbrado a venderle al público ABC1.

Ver comentarios
Ir a la nota original