Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Zama, de Lucrecia Martel, será la candidata argentina al Oscar y al Goya

El film deberá pasar dos instancias de selección antes de participar de la ceremonia

Sábado 30 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Al estilo Hollywood, la confirmación del anuncio
Al estilo Hollywood, la confirmación del anuncio. Foto: Spivacow

Zama, de Lucrecia Martel, fue la película elegida por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para representar al país en la competencia por el Oscar a Mejor Película Extranjera y en la selección de Mejor Película Iberoamericana del premio Goya de la Academia de Cine de España. Sin la presencia de su directora, el equipo de la productora Rei Cine estalló en gritos ante la noticia de que Zama fue seleccionada por la mayoría de los 164 miembros de la Academia, a través de una plataforma digital, de entre 146 películas para el Oscar y 139 para el Goya.

Esta selección es apenas el primer paso en un largo camino hacia la nominación al premio de la Academia norteamericana. Para conseguir un lugar entre las nueve películas finalistas, que se anunciarán antes de fin de año, y luego pasar de esa instancia hasta quedar entre las cinco nominadas que competirán el 4 de marzo próximo por el Oscar.

"¡No lo podemos creer! Es una película cargada de mucho sacrificio y esfuerzo - dijo Matías Rovera, productor de Zama-. Este reconocimiento nos llena el corazón y nos hace creer que estamos en el buen camino, que producir cine es algo muy noble y lindo y un aporte a la identidad cultural del país".

Axel Kuschevatzky, presidente de la Academia de Cine y productor de la última película argentina ganadora del Oscar, El secreto de tus ojos, aseguró que no hay un perfil definido del tipo de film que suele nominarse en esta categoría: "Si el Oscar fuera muy predecible, sería muy difícil explicar por qué conviven películas tan distintas como las nueve que quedan preseleccionadas y las cinco que compiten. No hay una relación lógica y única para poder explicar cómo elige la Academia de Hollywood. Nosotros no tenemos un protocolo de qué película hay que mandar al Oscar y al Goya en función de algo. No hay un objetivo puntual. Cada uno de los votantes elige según lo que le parece que tiene mayor representatividad pero no hay un discurso de «mandemos la que va a ganar». Creo que los que votaron a Zama lo hicieron por su naturaleza única, porque no se parece a otras. No podés plantearle al sector objetivos estratégicos cuando se trata de algo tan subjetivo como la manera en que te conectás emocionalmente con una película".

Según Kuschevatzky, no existe la posibilidad real de hacer lobby para asegurarse una nominación, pero sí estrategias posibles. "La Academia de Hollywood es muy sensible a eso y tiene muchas limitaciones en su reglamento sobre qué podés comunicar y cuándo. En general, el agente de ventas norteamericano y los productores contratan jefes de prensa que hacen que la película tenga exposición allí".

La actitud de Rovera, de Rei Cine, frente a las posibilidades de que la película sea nominada es de ilusión, más que presión. "Sería como ganar un Mundial o hacer cumbre en el Everest -dice, entre risas-. Es una película pensada de punta a punta, no hay nada librado al azar y tiene un talento como es Lucrecia, que piensa cada fragmento que se ve en pantalla. Supongo que eso será tenido en cuenta. Tenemos la esperanza, pero no la certeza de poder llegar".

Con respecto a los Goya, las estadísticas despiertan esperanzas para Zama: desde que en 2004 la Academia Argentina de Cine elige a la representante para estos premios, la Argentina obtuvo ocho triunfos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas