Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boca se permite ganar con el mínimo esfuerzo, ante rivales que lo incomodan poco y nada

Pavón, a los 2 minutos, marcó el 1 a 0 ante Chacarita; a los 15' fue expulsado Cardona, por doble amonestación; el conjunto de los Barros Schelotto ganó los cinco partidos iniciales

Domingo 01 de octubre de 2017 • 19:07
SEGUIR
LA NACION
  |  
Boca JuniorsBoca Juniors

-

P
Chacarita JuniorsChacarita Juniors

-

P

Boca-Chacarita gol de Pavon
Boca-Chacarita gol de Pavon. Foto: Daniel Jayo

En la Bombonera se cantó y festejó como si Boca hubiera sido el equipo de las fechas anteriores, cuando sometió a la mayoría de los rivales con su fútbol intenso y desplegado, coronado con su debida profundidad. Pero no, en realidad, los hinchas parecían celebrarse a sí mismos, recrearse en la felicidad de su identidad, porque este Boca no les dio motivos para tanta algarabía. Necesitados de entretenerse con algo que no llegaba desde la cancha, armaron su propio carnaval. Le dieron la espalda al partido casi como lo había hecho un equipo que parecía tener la cabeza en otro cosa. Vaya a saberse en qué. Quizá en la frustración que le dejó la eliminación en la Copa Argentina. Quizá en la rápida lectura de que Chacarita tenía tantas buenas intenciones como escasísimos recursos para complicarlo.

Fue un triunfo para beneficio de inventario, para engordar cifras impecables en cinco fechas, para atestiguar las diferencias insalvables que puede establecer contra varios adversarios de la Superliga, aun en tardes en las que el rendimiento deja mucho que desear.

Chacarita le facilitó las cosas de arranque. Pronto se descubrió que en su valentía futbolística también anidaba una peligrosa cuota de inocencia. La mayoría de sus futbolistas pisaba por primera vez la Bombonera; no lo hicieron con actitud temerosa, pero sí con un descuido puntual que Boca facturó enseguida para luego sestear en una tarde que el clima se la pidió prestada al invierno.

El gol de Pavón

Qué fácil va a ser esto, seguramente pensó Boca. A los dos minutos, Chacarita jugó mal un lateral apenas pasasa la mitad de la cancha. La autopista al gol fue inmediata: Gago, Benedetto y asistencia a Pavón, que definió con precisión junto a un palo. En el resto de los 90 minutos Boca no volvió a hilvanar una jugada con similar sincronización y definición.

Se empezó a aburrir pronto Boca, y el primero que pareció con ganas de estar en otro lado fue el colombiano Cardona. En un lapso de tres minutos, entre los 12 y 15 del primer tiempo, cometió dos infracciones de una brusquedad injustificada. Su expulsión fue casi un acto de irresponsabilidad. Cardona entra en la fase en la que debe decidir si va a confirmarse como el jugador de buena conducción y panorama que fue apenas aterrizó o se va a dejar llevar por la irregularidad de sus últimos desempeños, encima el de ayer salpicado por un par de entradas descontroladas.

La expulsión de Cardona

En el mundo Boca no son pocos los que se oponen a una vuelta de Tevez -incluso el cuerpo técnico no lo considera una prioridad que le quite el sueño-, argumentando que el equipo está armado. Esa versión que satisface incluye al mejor Cardona, no al jugador que lleva una carrera inestable, tan propensa al elogio como a la desaprobación. Si no cuida el lugar que se ganó de entrada, aumentarán los partidarios de que vendría bien Tevez.

Chacarita suma dos goles en cuatro partidos. La baja efectividad no responde a la mala suerte. Tampoco a que le falte ambición. Coyette no cambió la filosofía, trasladó de la B Nacional a la primera división la vocación por tener la pelota y llevar la iniciativa. Es cierto que no reditúa para la tabla de posiciones, pero Chacarita puede colgarse la medalla de haber tenido más posesión que Boca (64,4% contra 35,5%). No le alcanzó ni para un empate, pero sí es una plataforma para construir en la ardua obra de mantener la categoría que le espera.

No tradujo nunca tanto control de la pelota en situaciones de gol. Ya no lo tiene Salinas, el goleador del ascenso, aunque igual había que ver cómo rendía un delantero con escasas credenciales en las exigencias de la primera división. Sin el suspendido Gagliardi, la falta de profundidad del Funebrero fue mucho más ostensible. Entre Goltz y Magallán se bastaron para bloquear los tibios avances. Y los pocos remates de media distancia que le llegaron a Rossi ni siquiera le calentaron las manos. Si a esa orfandad ofensiva se le agrega que Pitana no sancionó con penal un disparo que Barrios obstaculizó con un brazo, la conclusión es que se podría haber jugado hasta la medianoche sin que Chacarita saliera del cero.

Con un jugador menos desde el cuarto de hora, Boca lo dejó venir al rival y se paró para contaatacar. Sobre el sector izquierdo que había dejado vacío Cardona se recostó un poco más Pérez. Chacarita juntaba futbolistas cuando pasaba la mitad de la cancha e intentaba crear superioridad numérica. Incluso jugó corto varios córners en busca de sorpresa. Nada que lo llevara a ganar densidad ofensiva, todo era muy liviano. En cuanto podía ajustar alguna réplica con Pavón y Benedetto, Boca daba la sensación de que podía ampliar la diferencia. Pero hasta en eso el campeón destiló fiaca. A Pérez se le iba una pelota por debajo de la suela y Benedetto se pasó de elegante en un mano a mano con Fernández.

Chacarita defendía a campo abierto y Mellado se vio obligado a dos infracciones que pagó con la expulsión. Iban 8 minutos del segundo tiempo, pero Boca no acusó recibo, como si no se hubiera enterado de que ya no tenía uno menos. El mellizo le volvió a dar una oportunidad a Peruzzi, siempre expuesto a alguna fragilidad, en este caso una lesión muscular que no le permitió seguir.

Si el miércoles Central lo había ahogado en una derrota, a Boca le salió ayer un triunfo de un bostezo.


En dos semanas, cuando se reanude el torneo local luego del receso obligado por las últimas dos jornadas de las Eliminatorias, Boca visitará Paraná para enfrentar a Patronato.
En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.