Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Separan al alumno del Nacional de Buenos Aires acusado de abuso

Lo decidió el rector del colegio, Gustavo Zorzoli, tras ser cuestionado por su desempeño en el caso; el padre de la chica dijo que ya hicieron la denuncia penal

Sábado 30 de septiembre de 2017

Las puertas del Colegio Nacional de Buenos Aires se cerraron para el estudiante de 5° año acusado de cometer un abuso sexual durante la toma del establecimiento en repudio a la reforma educativa del nivel medio porteño. Aunque podrá continuar sus estudios en otro espacio de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), institución de la que depende la escuela, desde la semana próxima tendrá prohibido el ingreso al edificio de la calle Bolívar. La medida estará vigente hasta que se esclarezca el hecho denunciado, en redes sociales, por una alumna de 14 años.

En una conferencia, Zorzoli dijo que el estudiante no sería suspendido
En una conferencia, Zorzoli dijo que el estudiante no sería suspendido.

En tanto, el padre de la menor, en declaraciones a Telefé Noticias, dijo que ayer hicieron la denuncia en la Unidad Fiscal de la Mujer.

La decisión de apartar al adolescente, de 18 años, fue adoptada por el rector del establecimiento, Gustavo Zorzoli, previa consulta con el Rectorado de la UBA, "en resguardo de los derechos de la adolescente", que realizó la denuncia de abuso sexual. La medida se conoció el día después de que el caso se difundiera en los medios al conocerse un correo electrónico que envió el rector a la comunidad educativa.

"El joven no será suspendido. Esto es un colegio, no se trata de quitar espacios para educar", había dicho ayer Zorzoli antes de tomar la decisión. Por esas declaraciones, el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, cuestionó el desempeño del rector. "Las autoridades [del Nacional] deben estar a la altura de las circunstancias", dijo el funcionario.

La presión del ministro influyó para que, horas después, se emitiera el comunicado en el que se anunció la separación del estudiante del establecimiento. "En relación con los sucesos de público conocimiento señalamos que luego de realizar la consulta del caso con la Universidad de Buenos Aires decidimos que el estudiante partícipe del presunto ilícito deje de asistir a clases en el colegio", se lee en el texto firmado por Zorzoli. "Le aseguraremos [al alumno] la continuidad de sus estudios en otro ámbito físico", se agrega.

El joven, que debía regresar a clases la semana próxima luego del viaje de egresados a Bariloche, tendrá que completar el año en otro establecimiento que depende de la UBA. También se contempla la posibilidad de que rinda los exámenes de manera libre. La determinación la tomarán en los próximos días las autoridades de la universidad .

La decisión, según voceros de la institución, se tomó para proteger a la estudiante que está siendo contenida por psicólogos y otros profesionales del Nacional de Buenos Aires y del Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad. Este organismo, además, está brindando asesoramiento jurídico y legal a la familia de la joven en caso de que decidan hacer una denuncia penal que, hasta el momento, no fue efectuada.

"Seguimos instrumentando acciones de contención y orientación tanto para la alumna denunciante como para el resto de nuestros estudiantes, según lo establece el Protocolo de Intervención Institucional ante denuncias por violencia de género, acoso sexual y discriminación de género de la UBA", agrega el comunicado emitido por el Nacional.

La toma del establecimiento empezó el 7 del actual cuando ya había pasado una semana del inicio de las medidas en los colegios secundarios porteños en rechazo a la reforma educativa conocida como "Secundaria del Futuro".

El supuesto caso de abuso sexual fue denunciado por una estudiante, en un grupo cerrado de redes sociales al que tienen acceso alumnos del Nacional de Buenos Aires. "El jueves pasado no, el otro (8/9), sufrí un abuso sexual por parte de un compañero del colegio", decía el mensaje de la chica. Y continuaba: "Recién hace unos días, después de dos semanas, fue la primera vez que me pude mirar al espejo y sostenerme la mirada sin llorar desconsoladamente. Es mucho más difícil de aceptar si el victimario es alguien que conozcas, en quien confíes".

Los representantes del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires (Cenba), al tomar conocimiento del caso, hablaron con el estudiante denunciado y le pidieron que no participara más de la toma "para no generar una situación incómoda", según explicaron. Además admitieron que no denunciaron el caso "para respetar los tiempos de la víctima" (ver aparte).

Fue el correo electrónico que envió, anteayer, Zorzoli el que activó el caso y puso en alerta a las autoridades. Esta situación, y la declaración de ayer, originó la reacción de Finocchiaro.

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.