Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Día Internacional del Café: en el país creció su consumo de la mano de la sofisticación

Aunque la idea de celebrar una fecha fue de un grupo de joponeses en 1983, la decisión de sumarse por parte de los EE.UU. la hizo masiva en occidente

Domingo 01 de octubre de 2017 • 14:30
0
Las formas de prepararlo y servirlo fueron variando a lo largo de los siglos
Las formas de prepararlo y servirlo fueron variando a lo largo de los siglos. Foto: Archivo

El Día Internacional del Café , poco a poco, comienza a ser celebrado por sus adeptos dentro de la Argentina. Su origen se remonta a 1983, cuando la Asociación del Café de Japón comenzó a celebrar la infusión. Pero recién para 2005, los EE.UU. se sumaron a la tendencia, que rápidamente comenzó a copar el mundo occidental. En nuestro país, el consumo crece año a año de la mano de la sofisticación y la mayor variedad de presentaciones. En los últimos dos años, por ejemplo, se triplicaron las ventas de café en cápsulas.

"El café dejó de ser solo el torrado y el instantáneo y en los supermercados hay más marcas de diferentes calidades", dijo a LA NACION Adrián Kohan, investigador de la Universidad del Salvador y creador de Gente De Mente. "Nespresso revolucionó la categoría, llevando diversidad de sabores al hogar. Hoy las cápsulas son la tendencia mainstream. El desarrollo de cafeterías es impresionante, con Starbucks a la cabeza, pero también Havanna, Tienda de Café, Café Martínez y algunas otras", fijo. "También hay establecimientos más especializados que están ganando mercado. Incluso McDonalds sofisticó su espacio de cafetería. La paradoja es que con el desarrollo de la categoría casi desaparecieron las cafeteras hogareñas de calidad. Hoy lo único que hay de calidad es para cápsulas, no conseguís nada bueno para café molido, por lo menos no en la variedad que había hace cinco años".

cerrar

El perfil del argentino que toma café

Más del 50% lo consume con leche, el 90% lo endulza con al menos tres cucharaditas de azúcar y 85% de los que toman instantáneo baten su café para lograr mayor espuma. En el año 2006 el consumo anual por persona en la Argentina se ubicaba en 138 tazas, mientras que una década después llegó a 207 tazas promedio.

Otros datos relevados por la empresa Nescafé es que el consumo per cápita anual ronda 1 kilo y es mayor en zonas urbanas. Además, tres de cada diez toma el café fuera de su hogar.

Los meses de mayor venta son de mayo a septiembre, cuando hace más frío, y se generan el 60% de la venta anual

Mientras el consumo crece, los mitos en torno a este pequeño grano y sus beneficios o prejuicios para la salud también pasan a estar en boca de todos.

Las formas de prepararlo fueron variando a lo largo de los siglos
Las formas de prepararlo fueron variando a lo largo de los siglos. Foto: Archivo

En tanto, desde Starbucks informaron que ofrecen café en granos de todas partes del mundo como: América Latina, África y Asia Pacífico, alternativas que se consumen en los locales y demuestran que el paladar del argentino se amplió.

"Cada uno de ellos posee notas y texturas particulares, que remontan al consumidor directamente a aquel lugar en el mundo donde se producen. Estos cafés los clasificamos según su tostado en dos grupos: Medium y Dark", dijeron, y detallaron que dentro de cada grupo hay tres variedades.

Beneficios y desventajas

Virginia Busnelli, médica nutricionista, explicó: "El café es una bebida que se obtiene por infusión a partir de los frutos y semillas del cafeto, cultivado en países tropicales. Contiene una sustancia estimulante y natural llamada cafeína, que se metaboliza casi por completo en el cuerpo y se elimina por orina. Pero ¿qué sucede cuando le sumamos acompañamientos azucarados?"

"Existe mucha investigación científica que aseguran que el café aporta beneficios, vitaminas, minerales y otras sustancias. Por sus propiedades estimulantes, disminuye la somnolencia, por lo que se consume sobre todo por la mañana o durante las horas de trabajo, y a veces de noche, por aquellos que quieren permanecer despiertos y concentrados", agregó la profesional que luego detalló los puntos a favor y en contra de la infusión.

cerrar

Beneficios:

Es rico en antioxidantes. Estos son compuestos que impiden el efecto perjudicial de los radicales libres, los cuales producen la degeneración en las células. Esto es importante para reducir el desarrollo de enfermedades degenerativas.

Tiene propiedades anticancerígenas.

Disminuye la incidencia de Alzheimer, demencia senil y Parkinson.

Reduce la aparición de cálculos biliares y enfermedades en la vesícula.

Disminuye el riesgo de diabetes y ayuda a controlarla, siempre que se consuma sin azúcar.

Desventajas:

Puede generar ansiedad y estrés, justamente por su acción estimulante.

En exceso podría alterar el ritmo cardíaco y el sistema cardiovascular.

No se recomienda el consumo en personas con alteraciones digestivas, ya que puede ser irritante de la mucosa gástrica.

¿Cuál es el límite para que o deje ser sano?

"Para no exponernos a riesgos es recomendable no superar los 400 miligramos de cafeína por día (tres o cuatro tazas de café) y prestar especial atención a con qué lo acompañamos, por ejemplo leche, azúcar o jarabes azucarados", remarcó la nutricionista.

Las formas de prepararlo y servirlo fueron variando a lo largo de los siglos
Las formas de prepararlo y servirlo fueron variando a lo largo de los siglos. Foto: Archivo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas