Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras el referéndum, el líder catalán Carles Puigdemont se prepara para declarar la independencia

Habló desde la Generalitat mientras una multitud se concentraba en Plaza Cataluña; hubo protestas en Madrid contra la represión; denuncian que hay más de 800 heridos

Domingo 01 de octubre de 2017 • 18:20

cerrar

BARCELONA.- El presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, dejó en claro que se prepara para declarar la independencia mientras una multitud se concentró en la Plaza Cataluña esta noche luego del referéndum celebrado entre serios incidentes con la policía española.

"En los próximos días trasladaré al Parlamento de Cataluña los resultados de la jornada de hoy para que actúe según lo previsto en la ley del Referéndum", sostuvo el presidente catalán durante una declaración institucional desde el Palacio de la Generalitat, sede del gobierno catalán, tras concluir el referéndum de secesión, prohibido por la Justicia española.

"Cataluña se ganó el derecho a ser escuchada por Europa", lanzó.

El gobierno catalán anunció que el Sí se impuso hoy en el referéndum de secesión de Cataluña, al obtener 90 por ciento de los sufragios (2.020.144), frente a 7,8 por ciento (176.566) que votó No, mientras que se registraron un 2 por ciento (45.586) de votos en blanco y un 0,89 por ciento (20.129) de nulos. Se informó que participaron 2.262.424 votantes.

Puigdemont cuestionó con dureza al presidente de España, Mariano Rajoy, que envió hoy sus fuerzas policiales para impedir el referéndum: "El Estado español ha escrito hoy una página vergonzosa de la historia en su relación con Cataluña, y lamentablemente no es la primera", dijo Puigdemont.

Y denunció que el Estado español violó los "derechos fundamentales" de los catalanes en su intento por abortar, mediante la violencia, el referéndum unilateral de secesión, cuyos resultados se conocerán en los próximos días.

cerrar

"Hoy, a pesar de que estamos en la Unión Europea, en el siglo XXI, en la globalización, la respuesta ha sido de represión", remarcó. "Quiero hacer una apelación, nos hemos ganado el derecho de ser escuchados en Europa, ya no pueden seguir mirado para otro lado, cuando estamos sufriendo los abusos de un Estado autoritario", añadió.

Puigdemont remarcó que los catalanes tienen derecho "a decidir nuestro futuro, sin violencia". "La situación que se ha generado en Cataluña es un asunto europeo; hoy Cataluña ha ganado muchos referéndums, hoy millones de personas movilizadas han hablado alto y claro: tenemos derecho a decidir nuestro futuro, queremos vivir en paz, fuera de un Estado que impone y usa la fuerza bruta", dijo.

Y dirigiéndose a sus simpatizantes, que escuchaban reunidos en la céntrica Plaza Cataluña de Barcelona, el líder independentista dejó claro que tras esta jornada de "esperanza e impedimentos", los catalanes se han "ganado el derecho a un Estado independiente en forma de república".

Protesta en Madrid contra la represión en Cataluña

Por la noche también hubo una manifestación en la Puerta del Sol, contra la represión que ejerció la policía española en Cataluña. Así lo mostraban imágenes tomadas por presentes que se cuestionaban la intervención a golpe de porras y pelotas de goma para impedir el referéndum sobre la independencia, dejando más de 800 personas heridas, según el gobierno catalán.

cerrar

Partidarios de una "España unida" y manifestantes que expresaron su apoyo a Cataluña se sucedieron el domingo en la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid, con algunos momentos de tensión cuando ambos bandos se encontraron.

Al grito de "¡No, no se engañen, Cataluña es española!" o "¡Yo soy español, español, español!", ciudadanos contrarios a la independencia de Cataluña tomaron las calles de Madrid, hacia el mediodía, convocados por un pequeño partido llamado "Libres" que se define como "social liberal", para denunciar "la declaración unilateral de independencia" que Cataluña podría efectuar tras la consulta.

Al principio eran unos cientos los concentrados, portando banderas de España, en la Plaza Mayor, en medio de los turistas que se tomaban selfis, mientras que, en Barcelona, la policía intervenía para impedir el referéndum.

Los manifestantes exigían el arresto de Puigdemont.

La manifestación se volvió confusa cuando el segundo orador, Iván González, tomó el altavoz para exigir la dimisión del jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, provocando enardecidas reacciones por parte de los manifestantes, especialmente de las personas mayores. "¡Fuera!", "¡No hemos venido para eso!", gritaban, indignados.

Agencias AFP, DPA, AP

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.