Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un auto en Ezeiza, la clave para ir hasta el fondo contra una narcobanda internacional

En ese vehículo un ucraniano fue al aeropuerto tres veces en cuatro días; lo atraparon cuando iba a abordar un avión a Europa, vía Dubai, con cuatro kilos de cocaína; hay 20 procesados

Lunes 02 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Sudaba a mares, pero quizás no haya sido por lo caluroso que era ese 20 de enero de 2016: Dmytro Svoiak, nacido en Donetsk, Ucrania, 37 años atrás, fue descubierto por detectives de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) cuando estaba por subirse a un avión de Emirates con destino a Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, donde haría conexión para ir Kiev, en su país natal.

Se descubrió que en su valija llevaba, ocultos en un doble fondo, cuatro kilos de cocaína. El suyo fue uno de tantos casos de una "mula" en el aeropuerto internacional de Ezeiza. Pero, al fin, parece que no fue un caso más: detrás había una poderosa organización narcocriminal que está a punto de ir a juicio y que, como dato saliente, tenía como proveedores a efectivos de la Gendarmería en actividad.

La clave para avanzar sobre los integrantes de la banda fue el auto en el que Svoiak había llegado aquel tórrido día de enero a la principal aeroestación del país: un Renault Clio gris de tres puertas.

Las filmaciones de las cámaras de seguridad del estacionamiento del aeropuerto de Ezeiza lo captaron el 20 de enero del año pasado. Y a poco de iniciarse la pesquisa, luego de la detención del ucraniano, a partir del cotejo de las bases de datos de ingreso de vehículos se comprobó que el mismo auto había estado el 17 y el 18 del mismo mes.

En ambas ocasiones, el Renault Clio era conducido por el mismo hombre, acompañado por Svoiak. Ambos recorrían a pie la terminal aeroportuaria y luego se retiraban. No dejaban a nadie, no iba a buscar a nadie. Sospechoso...

Según la base de datos del Registro Nacional de la Propiedad Automotor, aquel Clio estaba a nombre de Alejandro Becerra, un comerciante y empresario argentino de 44 años.

Los datos del auto fueron la luz en el camino que llevó al juez en lo Penal Económico Pablo Yadarola, al fiscal Emilio Guerberoff y a los detectives de la PSA a desbaratar la organización narcocriminal.

A partir de la identificación del propietario del auto sospechoso los detectives comenzaron una investigación sobre él y sus contactos.

En consecuencia, se ordenaron varias intervenciones de líneas telefónicas. Con el avance de la pesquisa se logró capturar a más de 20 presuntos integrantes de la organización narcocriminal.

El fiscal Guerberoff, después de las confirmaciones de la Sala B de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico, pidió en tres dictámenes que aquella veintena de sospechosos sea sometida a juicio oral y público. Ahora, la última palabra al respecto la tiene el juez Pablo Yadarola.

Según uno de esos dictámenes del fiscal porteño, Becerra y Sergey Museychuk, un ciudadano ruso de 51 años, fueron los organizadores del frustrado viaje de Svoiak a Ucrania "cargado" con cocaína de calidad de exportación.

Según los datos que la Dirección Nacional de Migraciones aportó a los investigadores, Museychuk se fue de la Argentina cuatro días antes de que cayera Svoiak. Voló a Turquía el 16 de enero de 2016. Regresó 11 días después.

"A raíz de diversas diligencias probatorias se determinó que Becerra y Museychuk habrían sido las personas que organizaron el viaje del nombrado Svoiak con la finalidad de que éste último materializara la exportación de la sustancia estupefaciente incautada, la cual habría sido provista por los nombrados", sostuvo Guerberoff en su solicitud de elevación a juicio.

La conexión "verde"

Según el expediente judicial a cargo del juez Yadarola, uno de los proveedores de droga que tenía la banda era el gendarme Sebastián Fernández.

"Era el principal proveedor de sustancia estupefaciente de Alberto Coria [otro de los procesados] y, por ende, lo era también de Becerra, como también de los terceros con quien estos últimos comercializaban dicha sustancia. Con el resultado de las intervenciones telefónicas ordenadas se pudieron advertir diversas conversaciones mediante mensajes en las que Coria le solicitaba el producto a Fernández y una vez obtenido por este último coordinaban para encontrarse, siendo que posteriormente a los encuentros el gendarme le preguntaba cómo le había ido", sostuvo el representante del Ministerio Público en el requerimiento de elevación a juicio.

Otro de los proveedores de la organización, según consta en el expediente judicial, era el sargento Hugo Hidalgo, que hasta su detención cumplía funciones en el horno incinerador de la Gendarmería Nacional en la sede central de la fuerza federal: el edificio Centinela, en Retiro (ver aparte).

En mayo pasado hubo allanamientos en Esteban Echeverría, Almirante Brown, Presidente Perón, La Matanza, San Martín, Pilar, San Isidro, La Plata y la ciudad de Buenos Aires, en los que se secuestraron más de 35 kilos de cocaína, 15 de marihuana y grandes cantidades de éxtasis, LSD y metanfetaminas, entre otras sustancias. Además, la policía incautó 11 armas de fuego, 328 cartuchos, 17 vehículos, 454.268 pesos, 42.935 dólares, 63 teléfonos celulares, dispositivos electrónicos y documentación de interés.

"Estamos muy conformes. De esta manera quedó totalmente desbaratada la organización criminal. Seguimos trabajando junto a las fuerzas federales para identificar estas bandas y llevarles tranquilidad a los ciudadanos", dijo la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en julio pasado, cuando se dio a conocer públicamente la investigación sobre "la banda del ruso", como fue bautizada para la ocasión.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas