Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Piden enjuiciar a un gendarme por robar y proveer droga

Lo acusan de haberse quedado con cocaína que debía ser incinerada

Lunes 02 de octubre de 2017
0

El sargento Héctor Hugo Hidalgo revistaba en la sección Horno Incinerador de la Gendarmería. Participaba de las quemas de droga secuestrada durante la lucha contra el narcotráfico. Pero al menos en dos ocasiones se quedó con una parte y se la entregó a organizaciones criminales.

Así lo afirmó el fiscal en lo Penal Económico Emilio Guerberoff en el requerimiento de elevación a juicio de la causa en la que Hidalgo está procesado con prisión preventiva. "Se le reprocha a Hidalgo haber intervenido en maniobras de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes, al menos desde 2016 hasta julio pasado, junto con otras personas aún no identificadas, todas ellas funcionarios de la Gendarmería. Los sospechosos proveían de sustancias estupefacientes a organizaciones ilícitas dedicadas al comercio y contrabando de droga, en distintas cantidades y distinta especie, recibiendo a cambio dinero", sostuvo.

La Gendarmería destacó que cuando la Justicia advirtió su sospecha de que desde el edificio Centinela salía droga que terminaba en manos de narcos se inició una investigación interna y se logró de detener a Hidalgo. "No se protegió a nadie. Apenas nos llegó la información se inició una investigación y se puso a disposición de la Justicia al sospechoso", dijo a LA NACION una calificada fuente de la fuerza federal.

Según el dictamen de Guerberoff, Hidalgo habría entregado droga a dos bandas distintas. Una de ellas es la que organizó el viaje del ucraniano Dmytro Svoiak, detenido el 20 de enero del año pasado cuando estaba por tomar un avión hacia Kiev, vía Dubái, con cuatro kilos de cocaína.

El otro desvío, según el expediente judicial, fue hacia delincuentes aún no identificados. Se trataba de una carga de droga proveniente del acta N 169/16 con fecha 8 de septiembre de 2016 en la que se documentó la incineración de 198,27 kilos de cocaína.

Cuando fue indagado por el juez en lo Penal Económico Pablo Yadarola, a cargo de la causa, Hidalgo negó los hechos. "Quiero aclarar que no tengo nada, pero absolutamente nada que ver con el hecho del que se me acusa. Realmente me siento angustiado y humillado en lo personal; tengo a mi mujer embarazada de ocho meses", sostuvo el sargento, entre otros intentos exculpatorios. Pero no bastó: para la Justicia hay pruebas suficientes en su contra e Hidalgo está cerca del juicio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas