Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lebacs largas, bonos atados a la inflación y a la tasa de plazos fijos, las opciones de inversión elegidas en la City

Los inversores sofisticados creen que la tasa de plazo fijo empezó a subir y, a la larga, esperan que se acerque a la que paga el BCRA por sus bonos

Lunes 02 de octubre de 2017 • 10:28
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Archivo

Las Letras del Banco Central (Lebac) se han transformado en una suerte de commodity para los inversores. Sin embargo, los inversores más sofisticados -que se anticipan generalmente las tendencias del mercado- están empezando a desempolvar otros instrumentos que durante años estuvieron olvidados: los bonos atados a la tasa Badlar.

La tasa Badlar es la tasa promedio que pagan los bancos por los plazos fijos de más de $ 1.000.000. La Badlar, que estuvo planchada mientras el crédito se mantenía estancado y los bancos tenían pesos de sobra para hacer frente a la demanda de financiamiento de sus clientes, ha comenzado a moverse hace algunos meses y, según varios inversores, ya muestra una tendencia firme al alza. Tanto que es de esperar que en el mediano plazo converja con la tasa de interés que se paga por las Lebac del Central.

"Lo que está sucediendo es que si uno mira la cantidad de liquidez que los bancos tienen se va reduciendo y, en algún momento, van a tener que salir a buscar depósitos. Lo que va a ser que se normalice lo que hoy es una anomalía, que es que la tasa de mercado está por debajo de la Lebac", explicó Eric Ritondale, economista jefe de la consultora Econviews.

"Pero eso no lo vemos en el corto plazo, sino bastante más adelante. Sí lo que esperamos es que se siga reduciendo ese spread [o diferencial de tasas], como ha venido sucediendo. Y cuando eso empieza a suceder, los bonos con Badlar van a tener ganancias importantes con respecto a Lebac", dijo.

Foto: Archivo / Fernanda Corbani

De acuerdo con datos del Banco Central (BCRA), los créditos vienen creciendo al 23,9% en lo que va del año, mientras que en el mismo periodo, los depósitos, el combustible que usan los bancos para financiar los préstamos, apenas crecieron 5 por ciento. La tasa Badlar que pagan los bancos privados, en tanto, pasó de poco más del 18%,en abril pasado, al 21,5% en los últimos días.

En Balanz Capital por eso ya comienzan a aconsejar a los inversores tener algo de bonos atados a la tasa Badlar con una visión de mediano plazo. En particular, se inclinan por los bonos de la Provincia de Mendoza que vencen en 2021, que pagan un cupón de Badlar más un adicional de 4,375%; y por los de la Provincia de Buenos Aires, que vencen en 2022, con un cupón de Badlar más un premdio de 3,83%. "Son bonos que tienen un premio por encima de la Badlar", detalló Joaquín Bagües, del equipo de research de Balanz Capital.

En la familia de bonos soberanos, los que se ajustan por la Badlar son los denominados "Bonar". "La tasa Badlar viene subiendo, lo cual lo han reflejado con la suba los precios de los bonos que ajustan por dicha tasa, pero todavía tiene espacio para que la tasa siga subiendo, dado que siguen creciendo los préstamos al sector privado que no es acompañado al mismo ritmo por los depósitos al sector privado", coincidió Marcelo Elbaum, de Allaria Ledesma. La semana pasada, los bonos Bonar 2019 subieron 1%, mientras que el Bocon 2022 (PR15, en la jerga bursátil) avanzó 1,4 por ciento.

Foto: Archivo

Las inversiones en bonos atados a la Badlar, sin embargo, no están exentas de riesgo. Bagües aclara que siempre existe la posibilidad de que el inversor quede expuesto a movimientos del tipo de cambio. "En junio y en diciembre siempre suele subir el dólar, porque es cuando el Gobierno tiene que pagar aguinaldos y le viene bien licuar sus obligaciones en pesos", explica. Aun así, considera, "es momento para posicionarse en bonos Badlar a mediano plazo".

Los bonos atados al CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) también se beneficiarían, coinciden los especialistas, ante un escenario de mejora en la cotización de los bonos de la Argentina en moneda local. Tal es el caso del bono Discount que se actualiza por el CER, y que viene subiendo en las últimas ruedas en el mercado.

Mientras que en el caso de las Lebac, que siguen sin perder atractivo, Ramón Agote, presidente de ConoSur Inversiones, aconseja a partir de ahora estirar lo máximo posible los plazos. "Lo que vemos como oportunidad es colocarse en Lebacs lo más largo posible. Mucha gente ya lo empezó a hacer. Con una inflación del 18%, las tasas de Lebac del 27% son atractivas; creo nunca hubieron tasas positivas tan altas", apuntó el especialista. "Probablemente la tasa de la Lebac va a ir bajando, pero se va a mantener por arriba de lo que es la inflación y la devaluación", aventuró.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas