Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los padres de la adolescente abusada en el Colegio Nacional de Buenos Aires presentaron la denuncia

Cuando se encuentre en condiciones, la adolescente declarará en cámara Gesell.

Lunes 02 de octubre de 2017 • 17:44
Los líderes de la toma decidieron ocultar el abuso para poder seguir con la protesta
Los líderes de la toma decidieron ocultar el abuso para poder seguir con la protesta. Foto: Archivo / Alfredo Sánchez / LA NACION

Los padres de la chica de 14 años que sufrió un abuso sexual durante la toma del Colegio Nacional de Buenos presentaron hoy finalmente la denuncia ante la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM).

La Dirección General de Acompañamiento, Protección y Orientación a las Víctimas (DOVIC) brindó asesoramiento a los padres de la estudiante y, a través del programa de Víctimas de Maltrato Infantil y Abuso Sexual de niños, niñas y adolescentes, efectuará un seguimiento para establecer cuándo la víctima -menor de edad- se encuentre en condiciones de poder declarar en cámara Gesell.

La toma del establecimiento empezó el 7 de septiembre, cuando ya había pasado una semana del inicio de las medidas en los colegios secundarios porteños en rechazo a la reforma educativa conocida como "Secundaria del Futuro".

El caso de abuso sexual fue denunciado por la estudiante en un grupo cerrado de redes sociales al que tienen acceso alumnos del Nacional de Buenos Aires. "El jueves pasado no, el otro (8/9), sufrí un abuso sexual por parte de un compañero del colegio", decía el mensaje de la chica. Y continuaba: "Recién hace unos días, después de dos semanas, fue la primera vez que me pude mirar al espejo y sostenerme la mirada sin llorar desconsoladamente. Es mucho más difícil de aceptar si el victimario es alguien que conozcas, en quien confíes".

Los representantes del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires (Cenba), al tomar conocimiento del caso, hablaron con el estudiante denunciado y le pidieron que no participara más de la toma "para no generar una situación incómoda", según explicaron. Además admitieron que no denunciaron el caso "para respetar los tiempos de la víctima".

Finalmente, las autoridades de la UBA resolvieron que el joven de 18 años no pueda ingresar más al Colegio.

Te puede interesar