Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El misterio de la "mayoría silenciosa" que no deja oír su voz ni se acerca a votar

Ser tildado de españolista es considerado un insulto, algo que aprovechan los secesionistas catalanes

Martes 03 de octubre de 2017
0

BARCELONA- "¡Tío? cuantos indepes hay!" La frase se escuchó, como tantas otras, en las discusiones del centro de la ciudad y fue sintomática. Una síntesis coloquial de lo que salta a la vista.

Porque lo que salta a la vista es que los que no quisieron votar son más? pero no se los ve.

No sólo eso. En los balcones hay banderas catalanas, la señera, y hay banderas independentistas, la llamada "estelada", con su estrella azul, tan parecida a la de Puerto Rico y a la de Cuba. Son muy pocas -casi nulas- las españolas. No están. Por aquí no se las ve.

En las opiniones se escucha a los que defienden la idea de la secesión. Los que se concentran en la plaza y hacen ruido son independentistas. "La calle es nuestra y lo será por siempre", repiten. Son, sin embargo, menos de la mitad del conjunto de la sociedad catalana. A los otros, que son más, ni se los oye ni se los ve. Se los llama "la mayoría silenciosa", pero? ¿dónde está? ¿Por qué no habla?

El gobierno de la Generalitat cifró en el 42 por ciento la participación electoral en el controvertido referéndum de anteayer. Dado el dudoso estándar del proceso electoral, el número podría sonar bastante relativo. Pero aun dándolo por bueno, no deja de llamar la atención sobre el destino de la porción más grande del conjunto. La que no fue a votar.

Una mayoría ausente y silente: ni se la ve ni se la escucha. La calle no es de ellos, sino de los otros. De los que son menos, pero suenan más. "Es uno de los fenómenos más evidentes de esta votación", dijo Enrico Salazar, profesor de Sociología de la Universidad de Barcelona.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas