Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

DIY: armá un costurero para renovar ropa y deco que tu abuela aplaudiría

En una casa bien equipada no puede faltar lo necesario para hacer pequeños arreglos en la ropa o en detalles deco; una guía para no conformarte con el souvenir de costura que te llevaste del hotel

Miércoles 11 de octubre de 2017 • 14:40
SEGUIR
PARA LA NACION

Un botón que se cayó, un bordado para alegrar un almohadón, un arreglo en el dobladillo o lo que dicte la imaginación para renovar indumentaria y textiles termina con el costurero en la mano. Básico y necesario para sentir que tu pequeño mundo está en un nivel aceptable de orden y armonía, del que Marie Kondo estaría orgullosa, aquí algunas pistas para que no falte nada al armarlo. Compañero ideal de la caja de herramientas y el botiquín de emergencias de quienes se jactan de resolver todo en casa.

Foto: Pixabay

El que tiene lo básico

Este equipo contiene lo necesario para que puedas remendar alguna rotura de las prendas, coser un botón o hacer un dobladillo.

Foto: Pixabay

Hilos para coser a mano: Tené por lo menos de 4 colores, los indispensables son negro y blanco, después agregá los de la mayoría de las prendas de la casa, rojo y azul, gris y beige, verde. Que sea de buena calidad, compralo en una mercería y pedí asesoramiento. Si tuviste buena onda y compraste al vendedor ambulante, sabé que fue sólo eso, un acto solidario, pero descartalo de tu costurero. Suelen ser de muy mala calidad.

10 agujas medianas y chicas. ¡Y finas y de acero! Además tienen que ser livianas, no estar dobladas, que no se desgasten y que tengan el ojo de buen tamaño para que no sea imposible enhebrar el hilo. No les des ningún otro uso que el de coser porque pueden infectarse o romper la punta. Si la usaste para otra cosa no la devuelvas al costurero.

1 almohadita para pinchar las agujas usadas. Indispensable para usarla mientras estás cosiendo. Nada de pinchar en el acolchado o dejarla suelta por ahí. Lo más probable es que se pierda. También es una buena idea guardar ahí dos o tres agujas previamente enhebradas con hilo blanco y negro para tener a mano en caso de un apuro.

Foto: Pinterest

1 tijera de costura. De buen filo y tamaño y solo para usarla en prendas. Que esté limpia, sin restos de pegamentos, telas o papeles. Lo ideal es tener dos: una grande para cortar tela y otra pequeña para cortar los hilos (sabemos que los dientes es más práctico pero mejor con tijera por tus dientes y para poder enhebrar mejor el hilo que quedará sin esa pelusa imposible) que se desafila más rápido.

12 botones. 6 botones blancos lisos pequeños, medianos y grandes y 6 botones marrones sencillos chicos, medianos y grandes. Además tené una cajita para guardar los que te vienen de repuesto en las prendas.

6 alfileres de gancho de 3 tamaños distintos. También se lo conoce como "imperdible" o "alfiler de seguridad" y se usa para sujetar temporalmente prendas o cintas que no tienen otro tipo de unión ( o se rompió accidentalmente) como botones o cierres (cremalleras). Como tienen una punta de seguridad redonda se los considera seguros sin riesgos de que te pinches o lastimes.

6 alfileres para sujetar las prendas cuando tomás la altura de un dobladillo o dejarla en la posición necesaria para poder coser. Los ideales son los que vienen con una bolita de color en la punta, para identificarlos rápidamente y que no queden por error en la ropa. Al revés de los de gancho, estos sí, pinchan.

1 pomo de pegamento para telas de una buena marca, para adherir cintas, accesorios o incluso salir del paso y hacer un dobladillo rápido.

1 cinta de medir (metro). Nada que ver con la cinta métrica de la caja de herramientas. El metro de costura es una cinta blanda y resistente, flexible que se usa para tomar medidas de la ropa y del cuerpo. Comprate uno bueno que te dure toda la vida.

Qué lleva un costurero más completo

Para tenerlo bien equipado a prueba de cualquier imprevisto y para poder hacer arreglos más resistentes.podes agregarle:

Más hilos. De la mayor variedad de colores posibles y siempre de excelente calidad.

Más agujas. De varios tamaños y grosores. Añadí una especial para tapados, una de colchonería y tapicería y otra de crochet.

Foto: Pixabay

1 dedal. Es esa especie de conito de metal que se pone en la punta del dedo para protegerlo. Sirve para empujar la aguja cuando dás la puntada y lo vas a agradecer ese día en que te pongas a coser todo lo que fuiste dejando para arreglar todo junto ese día en que te decidieras a ponerte a coser. Tu dedo no acusará ni una ampolla.

1 imán. El secreto mejor guardado por la costureras, es la solución para encontrar las agujas,sin necesidad de tirarse al piso o recurrir a posturas de contorsionista, esas pequeñas rebeldes no tendrán escapatoria

Pasaelástico. O hebillitas para el pelo. Es una especie de mezcla entre aguja y alfiler de gancho, fundamental para ayudarte a pasar un elástico por el ribete hueco de la prenda.

Variedad de botones. Una cajita adicional, con todos esos botones caídos y con botones idénticos a los de tus prendas para reemplazarlos cuando necesites.

Broches a presión y ganchitos invisibles. Como los de los corpiños o los de la parte de atrás de las blusas. Suelen caerse o descoserse o gastarse en el momento menos pensado y está bueno tener a mano una cajita de cada variedad.

Elástico: de distintos grosores, por lo menos un metro de blanco y otro de negro. Para cualquier necesidad.

Velcro: un metro de esta cinta que podés pegar o coser en tu prenda y salir del paso rápidamente.

Parches y pitucones. Para ropa de la mayor variedad de colores y telas. Para solucionar un desgarro de un pantalón o de un abrigo.

Consejos para mantener el orden del costurero

Foto: Pinterest

Tené varias cajitas, ideal es que sean transparentes o estén etiquetadas: una para agujas, otra para botones, la tijera bien a mano y si es con su estuche mejor.

No dejes nada suelto fuera de su cajita o lugar designado, ni permitas que los hilos estén todos enredados.

Tomate la costumbre de, cada tanto, dedicarle un tiempo a revisarlo y poner todo en orden.

Como costurero podés usar una caja grande o varias medianas. Por ejemplo una para hilos y agujas con una tijera pequeña y otra para el resto de los instrumentos.

También podés designar un cajón de tu placard y dividirlo en varias secciones.

Sabé que, en muchas mercerías ya te venden un kit básico en su caja correspondiente o te lo arman a pedido.

Dónde conseguir todo lo que necesitás

El mejor asesor está en la mercería de tu barrio, pero si no conocés una de confianza, podés ir por la zona de Once donde están todos los proveedores y casas especializadas.

Algunas páginas para consultar: www.casajorge.com.ar, www.botononce.com.ar y www.coatscrafts.com.ar

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.