Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El segundo del Papa llamó a "volver a tomar el control del desarrollo del mundo digital"

El cardenal Pietro Parolin inauguró esta tarde en la Pontificia Universidad Gregoriana un congreso mundial que intenta erradicar "la horrible realidad" de los abusos sexuales de niños en las redes

Martes 03 de octubre de 2017 • 15:33
SEGUIR
LA NACION
0
El cardenal Pietro Parolin llamó a "volver a tomar el control del desarrollo del mundo digital"
El cardenal Pietro Parolin llamó a "volver a tomar el control del desarrollo del mundo digital". Foto: Reuters / Tony Gentile

ROMA.- Al inaugurar hoy un congreso internacional que por primera vez intenta elaborar un plan para proteger a los chicos del terrible fenómeno de abusos sexuales en las redes, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano y segundo del Papa, llamó hoy a un esfuerzo global para "volver a tomar el control del desarrollo del mundo digital, para que se ponga al servicio de la dignidad de los menores".

Al hablar ante los 140 participantes en Congreso "Child Dignity in the Digital World" (La Dignidad de los niños en el mundo digital), primer evento de este tipo que reúne académicos, líderes empresariales, políticos y expertos de todo el mundo, Parolin reconoció que todos los presentes en un aula de la Universidad Pontificia Gregoriana sabían bien que "el abuso sexual de menores constituye un fenómeno inmensamente vasto y extendido". "En los últimos decenios, esta realidad trágica ha pasado con fuerza a un primer plano en la Iglesia católica y han salido a la luz hechos muy graves", también admitió, aludiendo a los escándalos de abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes, que mancharon como nunca la credibilidad de la Iglesia.

Parolin destacó que, sin embargo, "progresivamente se ha ido tomando consciencia del daño padecido por las víctimas, de su sufrimiento y de la necesidad de escucharlas para luego obrar en muchas direcciones distintas, con una amplia variedad de intervenciones que deben establecerse para curar las heridas, restablecer la justicia, prevenir los delitos, y formar a los educadores y a las personas que tratan con menores, con vistas a difundir y consolidar una nueva cultura de protección de menores - un verdadero safeguarding - que garantice eficazmente su crecimiento en ambientes saludables y seguros".

Parolin recordó que hoy nos referimos a las nuevas generaciones como "nativos digitales". "El mundo digital no es una parte separada del mundo: es una dimensión de nuestro único mundo real, y los menores, que crecen en el mismo, están expuestos a nuevos riesgos, o bien a riesgos antiguos que se expresan de modos nuevos, y la cultura de protección de menores que queremos difundir debe estar a la altura de los problemas de hoy", dijo.

Subrayó, además, que el papa Francisco -que este viernes cerrará el congreso y que apoya esta iniciativa- llama continuamente la atención sobre el hecho de que hoy "las formas de abuso y de violencia sobre los menores se multiplican y entrelazan: el tráfico de menores y en general de seres humanos, el fenómeno de los niños soldado, la ausencia de una educación básica, el hecho de que los pequeños sean las primeras víctimas del hambre, de la pobreza extrema".

En todas estas situaciones, "también la horrible realidad del abuso sexual suele estar presente, como aspecto común y consecuencia de una violencia multiforme y extendida, que olvida cualquier tipo de respeto no sólo por el cuerpo, sino más aún por el alma, por la sensibilidad profunda y la dignidad de cada niño, de cada joven sea cual sea el pueblo al que pertenezca", señaló Parolin. "Nos damos cuenta, por lo tanto, de los desafíos, pero somos conscientes también que si bien hemos aprendido tanto sobre este fenómeno, aún es importante entenderlo mejor, y sobre todo, continuar hacerlo accesible a todos los que promueven la tutela de los derechos de los menores", indicó. "Sólo así podremos combatir eficazmente la batalla para proteger a los menores en nuestro mundo digitalizado", advirtió.

Niveles de gravedad terribles

Como el resto de los oradores, Parolin también destacó que "los fenómenos que observamos llegan a unos niveles de gravedad terribles, su dimensión y la velocidad en la que se transmiten superan nuestra propia imaginación". Y elogió al congreso, cuyo fin es alcanzar "un compromiso compartido que supere la sensación de desorientación e impotencia que nos invade frente a la inmensidad y dificultad de este reto, y que nos permita intervenir con creatividad".

"Habiendo identificado este campo estratégico fundamental, tenemos que esforzarnos por volver a tomar el control del desarrollo del mundo digital, para que se ponga al servicio de la dignidad de los menores y, por lo tanto, de la humanidad entera del mañana, porque los menores de hoy son la humanidad entera del mañana", afirmó.

Parolin recordó que "cientos de millones de niños y jóvenes están creciendo en un mundo digital en un contexto subdesarrollado". Y que no casualmente son justamente los menores de "estas periferias" el objeto de preferencia de redes de explotación.

Subrayó, por otro lado, la responsabilidad de padres y educadores frente a los riesgos y desafíos del mundo digital, así como de los demás sectores sociales representados en el congreso. El evento puede ser seguido en directo en todo el mundo a través de YouTube.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas