Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A 60 años del lanzamiento del Sputnik: tres datos curiosos sobre el primer satélite artificial

Fue lanzado el 4 de octubre de 1957; dio inicio a la "carrera espacial" entre Estados Unidos y la Unión Soviética

Martes 03 de octubre de 2017 • 17:08
SEGUIR
LA NACION
0
Un técnico soviético con el Sputnik 1
Un técnico soviético con el Sputnik 1. Foto: Archivo

El Sputnik 1 fue lanzado exitosamente por la Unión Soviética el 4 de octubre de 1957, en el Cosmódromo de Baikonur, Kazajistán. Hoy se cumplen 60 años. Fue el primer satélite artificial de la humanidad, y dio inicio a la denominada "carrera espacial" entre Estados Unidos y la URSS. A continuación, tres datos curiosos sobre el Sputnik 1:

Forzó la creación de la NASA. El éxito del Sputnik 1 tomó a Estados Unidos por sorpresa y forzó la creación de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA). Así lo atestigua la propia NASA en un documento a propósito de los 50 años del lanzamiento del Sputnik 1, titulado "Sputnik y el amanecer de la era espacial". Según el libro "The Right Stuff", del periodista estadounidense Tom Wolfe, que describe los orígenes de la era espacial en EE.UU., el lanzamiento del Sputnik fue un duro golpe para el país. Con el lanzamiento del Sputnik, los estadounidenses confirmaban que los soviéticos tenían la capacidad balística para lanzar misiles nucleares desde Europa hacia Estados Unidos. Por otro lado, el Sputnik también empujó la creación de ARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada) en febrero de 1958. En el marco de ARPA nació Arpanet, la Red de ARPA, predecesora de Internet.

El satélite Sputnik
El satélite Sputnik. Foto: Archivo

El satélite era del tamaño de una pelota inflable de playa. La intención inicial de la Unión Soviética era que su primer satélite artificial sea relativamente grande, para poder llevar varios instrumentos científicos de medición. El plan original era lanzar el llamado "Objeto D", un satélite que pesaba 1400 kilos. Pero el desarrollo de ese satélite se demoraba, y las autoridades soviéticas temían que Estados Unidos lanzara su propio satélite. Así decidieron lanzar primero un satélite más simple y más liviano. Entonces nació el Sputnik 1, que no llevaba ningún elemento de medición científico. El Sputnik 1 pesó 83 kilos y midió 58 centímetros de diámetro, una longitud similar a la de una pelota playera. Tardó 98 minutos en orbitar la Tierra. El "Objeto D" fue lanzado meses más tarde, en mayo de 1958, bajo el nombre de Sputnik 2. Llevó a la famosa perra Laika, el primer animal en orbitar la Tierra.

Una replica del satélite Sputnik en el Museo Memorial de Exploración Espacial, Moscú
Una replica del satélite Sputnik en el Museo Memorial de Exploración Espacial, Moscú. Foto: AFP / Yuri Kadobnov

Inspiró la creación del término "beatnik". El lanzamiento del satélite generó un gran impacto cultural y proliferaron los neologismos con el sufijo "nik" en Estados Unidos. El más famoso de ellos fue el término "beatnik", creado por el periodista Herb Caen en 1958. Caen le agregó el sufijo "nik" al término "beat", acuñado por el escritor Jack Kerouac para describir al grupo de amigos que participaban de la bohemia intelectual de finales de la década del 40 y principios de la década del 50. El neologismo "beatnik" sirvió para describir de manera estereotipada a los beats. El término fue rechazado por referentes de la llamada generación beat, como el poeta Allen Ginsberg y el propio Kerouac.

En este archivo, foto tomada el miércoles 13 de septiembre de 2017, el cohete Soyuz-FG con la nave espacial Soyuz MS-06 que transporta un nuevo tripulante a la Estación Espacial Internacional
En este archivo, foto tomada el miércoles 13 de septiembre de 2017, el cohete Soyuz-FG con la nave espacial Soyuz MS-06 que transporta un nuevo tripulante a la Estación Espacial Internacional. Foto: AP / Dmitri Lovetsky

¿Para qué sirvió el Sputnik?

Además de dar inicio a la carrera espacial, el satélite, que orbitó la Tierra a una distancia de entre 938 km en su apogeo y 214 km, en su perigeo, se usó para obtener información sobre la densidad de las capas altas de la atmósfera y la propagación de ondas de radio en la ionosfera. En enero de 1958, tres meses después de que se agotaran sus baterías, el Sputnik 1 entró en la atmósfera y se desintegró.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas