Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con el pie izquierdo

Pablo Gianera

SEGUIR
LA NACION@gianera
Miércoles 04 de octubre de 2017
0
Foto: AP / Mark Schiefelbein

Recién llegado a China, contó que estuvo a punto de ponerse a llorar por España. "Me dan ganas de llorar cuando veo que un país en el que hemos sabido convivir y ser un buen ejemplo para el resto del mundo llega a una situación como ésta." Eso dijo Rafael Nadal, entre la declaración de compromiso y la sinceridad. Después tuvo que jugar, y en el medio del partido en el Diamond Court de Pekín se le salió una zapatilla: como no hay casualidades, esa zapatilla fue la izquierda.

El gesto está a la vista. Sabemos que, más que ganar, a Nadal lo apasiona competir; en ese sentido, un contratiempo imprevisto y que no pertenece a las reglas del juego no pudo provocarle sino irritación. El partido del Abierto de China, además, no resultó fácil. Finalmente, consiguió ganarle al francés Lucas Pouille, pero en tres sets y después de levantar dos match points en contra. Fue un partido sufrido, tan sufrido como las horas sufridas por las que está pasando su patria.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas