Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Héroes y víctimas

Miércoles 04 de octubre de 2017
0

Jonathan Smith: El joven que salvó a 30 personas

Foto: LA NACION

La historia de Jonathan Smith se volvió viral luego de que se convirtió en el héroe de la jornada en Las Vegas, donde 59 personas murieron. Smith, de 30 años, estaba junto a nueve familiares cuando empezó la balacera; sólo pensó en salvar a sus sobrinos. Pero, además, ayudó a unas 30 personas a escapar de los tiros y las acompañó a un estacionamiento cercano. Su labor no se vio interrumpida ni siquiera cuando una bala rozó su hombro. Finalmente, un policía de San Diego fuera de servicio lo llevó al hospital. Smith sufrió la fractura de una clavícula, una fisura en una costilla y un golpe en un pulmón.

Jack Beato: baleado por proteger a su mujer de la masacre

Foto: LA NACION

En la última foto que Jack Beaton publicó en su página de Facebook, el domingo por la noche, se lo ve en el pasto junto a amigos mientras toman cerveza. De fondo se observan las luces del festival de música country en Las Vegas. Horas más tarde, Beaton, de California, fue asesinado mientras protegía a su mujer, Laurie, de los disparos. Su suegro, Jerry Cook, contó que Beaton cubrió el cuerpo de su mujer con el suyo y fue baleado. "Le dijo que la amaba", contó. Su esposa se dio cuenta de que Jack agonizaba y le dijo que también lo amaba y que lo vería en el cielo. Beaton siempre ayudaba a otras personas, dijeron sus amigos.

Heather Gooze: junto a un extraño que agonizó durante horas

Foto: LA NACION

En medio del caos, Heather Gooze no corrió. Se quedó en su lugar y agarró la mano de un desconocido mientras agonizaba. "No quería que estuviera solo", dijo Gooze, que trabajó como barman en el festival. "Tres hombres trajeron a otro tendido en una escalera y me dijeron que los ayudara", contó. "Yo estaba arrodillada en el suelo y le agarré la mano. Sentí un apretón en mis dedos y luego que me soltó", agregó. Gooze se sentó con el joven por horas hasta que sonó su celular y le dijo a quien llamaba que su amigo había muerto. Recién ahí se enteró del nombre de la víctima: Jordan McIldoon, de 25 años.

Sandy Casey: se iba a casar a fin de año y sólo quería celebrar

Foto: LA NACION

Sandy Casey, de 35 años, se había comprometido en abril pasado y había ido al recital junto con su novio y un amigo para celebrar. Luego del concierto, los novios, maestros en un colegio de California, pensaban definir los detalles de la boda. Cuando se desató la balacera, la pareja se tiró al piso. Casey dijo que le habían disparado y que no podía sentir sus piernas. Su novio, Christopher, le puso su pulgar en la herida para detener el sangrado; luego la sacó, esquivando los disparos. De pronto, Casey dejó de responder y murió en sus brazos. "Me hizo el hombre más feliz del mundo", escribió Christopher en Facebook.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas