Inauguraron un sistema de control de fronteras apoyado con cámaras y drones

El primer centro de vigilancia fue instalado en La Quiaca y se ubicarán en los próximos meses unidades similares en Salvador Mazza, Aguas Blancas y Puerto Iguazú

Rosario Agostini
PARA LA NACION
Miércoles 04 de octubre de 2017

LA QUIACA, Jujuy.- La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, inauguró ayer un sistema de radares y un centro de monitoreo integrado para fortalecer la vigilancia en la frontera norte.

La inversión para la instalación del sistema fue de 12 millones de dólares en la compra de tecnología proveniente de Israel y en las obras para las instalaciones de los equipos que fueron efectuadas por empresas jujeñas.

El sistema integrado incluye radares que operarán en las ciudades de La Quiaca y Yavi y serán operados por 20 efectivos del Escuadrón 21 de Gendarmería Nacional.

Está compuesto por cuatro antenas con cámaras de alta definición que reconocen patentes y rostros a larga distancia, sensores móviles y drones con alcance de 40 kilómetros y 15 horas de autonomía de vuelo para observación.

La titular de la cartera de Seguridad llegó acompañada el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman. Fue recibida por el gobernador jujeño, Gerardo Morales, y el ministro de Seguridad provincial, Ekel Meyer.

El centro de monitoreo produce datos que son transmitidos en tiempo real al comando táctico del escuadrón de Gendarmería. Allí se realiza la recepción de la información que luego genera alarmas de situaciones críticas para trabajar en zonas específicas.

El sistema, además, permite contar con mapas de situaciones complejas y almacenamiento de datos que permitirán la realización de tareas de inteligencia criminal, ya que toda la información a su vez es retransmitida a Buenos Aires.

Bullrich informó que se instalarán ocho centros de monitoreo de este tipo en los próximos dos años. Dos de ellos serán instalados en Salta, específicamente en Aguas Blancas y Salvador Mazza, mientras que el tercero estará en Puerto Iguazú, para fortalecer la vigilancia en la llamada Triple Frontera.

Respecto de la importancia del sistema integrado inaugurado, la ministra Bullrich indicó: "Para poder hacer este centro, nos propusimos modificar el paradigma enfocado antes exclusivamente en el trabajo humano. Contamos con la colaboración del gobierno de la provincia de Jujuy y estamos orgullosos de poder trabajar en equipo con la Policía Federal, la Gendarmería, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la policía de Jujuy".

Señaló que el objetivo del nuevo sistema de radares es combatir con mayor eficacia el narcotráfico. "Esto es para cuidar a los que nos cuidan; ayudarlos en su trabajo diario, donde entra el principio de honestidad que ayuda a la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado".

Más decomisos de drogas

Y agregó Bullrich: "Estamos logrando un récord de decomisos y de desestructuración de bandas, que es lo más importante. Hemos trabajado en lavado de activos, en quitarles los medios económicos a las bandas y decomisando la droga. Se va a hacer mañana [por hoy] la quema más importante de droga en la historia del país. Habrá siete puntos en toda la Argentina donde vamos a quemar los estupefacientes decomisados".

En ese caso se tratará de la incineración de unas 65 toneladas de drogas secuestradas en operativos a cargo de las fuerzas de seguridad federales.

La ministra de Seguridad indicó, además, que el Estado ha puesto al servicio de las fuerzas de seguridad bienes que fueron incautados del lavado de dinero como por ejemplo el barco de Ricardo Jaime, el avión de Lázaro Báez, además de vehículos y todo aquello que pudiera ser útil para el Estado. "Es una manera de devolverle a la gente lo que se llevaron", sentenció Bullrich.

"Por investigaciones y operativos de inteligencia encontramos cada vez más droga y grupos dedicados al narcotráfico. Apresamos a un 30% más de delincuentes, eso quiere decir que no sólo hay casualidad, sino que la inteligencia y la investigación criminal están trabajando para lograr objetivos, sobre todo en los puntos de frontera como La Quiaca, Salvador Mazza, Clorinda, entre otros lugares en los que se realizaron importantes procedimientos contra el narcotráfico."

Bullrich manifestó que con el sistema de control de fronteras inaugurado ayer se logrará un importante salto de calidad. "Estamos a la vanguardia tecnológica y eso es decisión del presidente Macri, para combatir el narcotráfico", aseveró.

Las cámaras de seguridad instaladas están conectadas con los radares tácticos y sensores terrestres, de esa manera la irrupción en esa zona disparará una alarma en el centro de monitoreo y los operados podrán visualizar lo que ocurre en ese sector.

También se adquirió en Israel un sistema de monitoreo móvil, apoyado por camionetas que captan la señal de un dron. Esa situación da un mayor movimiento táctico a las fuerzas que deben interceptar a los infractores de la zona de seguridad.

"Esta tecnología nos permite mirar a muchos kilómetros lo que está sucediendo. Ayer [por anteayer] ya hemos detectado a personas que querían entrar de manera clandestina en el país. Hay radares, visores nocturnos, vehículos especiales y preparados, hay antenas, drones, que van a ayudar a Gendarmería Nacional para poder analizar y ver todo aquello que quiera entrar a la Argentina de manera ilegal y combatir el narcotráfico".

Los sistemas fueron instalados en sectores de La Quiaca y Yavi (ambos ubicados en el Departamento Yavi), lo que demandó un trabajo conjunto entre organismos nacionales y provinciales y con las comunidades originarias que viven la zona.

Una captura en el debut

Mientras se realizaba una prueba del sistema, el centro de monitoreo detectó anteanoche un vehículo sospechoso que fue inmediatamente interceptado mientras cruzaba un paso no habilitado de la frontera entre La Quiaca y Villazón. Se trataba de una camioneta que trasladaba a seis ciudadanos de nacionalidad china que intentaban ingresar en la Argentina de manera clandestina.

La operación se logró a partir del uso de los radares y de las cámaras de visión nocturna, que permitieron la observación del vehículo que buscaba ingresar por un paso no autorizado.

Más allá de los embarques de narcotráfico, en esa zona también es frecuente el tráfico de personas, y las autoridades procuran frenar esa actividad a partir del empleo de tecnología que, hasta ahora, no había sido activada en las fronteras argentinas.

Ver comentarios
Ir a la nota original