Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Conocés los whiskies saborizados?

Canela, manzana, ají jalapeño: los whiskies saborizados apuntan a nuevos paladares y son tendencia.

Miércoles 04 de octubre de 2017 • 10:26
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Diversidad de aromas y sabores en las barricas de whisky
Diversidad de aromas y sabores en las barricas de whisky. Foto: Brando

La góndola de whiskies norteamericanos está en plena revolución. No solo se trata de una categoría que crece desde hace ya varios años (solo en 2016, su producción aumentó un 7%), sino que además la cruzan varias tendencias y modas en simultáneo, que le dan vida y diversidad. Entre ellas, la que más ruido hace, es la del whisky saborizado: un fenómeno de ventas global que ya se consigue en Argentina.

Los viajeros frecuentes reconocen esas botellas, figuras estelares en todo Free Shop: los Jack Daniel's Honey y Fire, los Jim Beam Apple, Honey y Red Stag, el Knob Creek Smoked Maple y el Wild Turkey Spiced, entre otros. "La palabra whisky todavía genera temor, por eso, el whisky busca continuamente reinventarse, y en esa búsqueda genera alternativas. Es un camino que inició el vodka y que al whisky le tomó más tiempo, ya que es una bebida de mayor tradición y complejidad. Hoy se están rompiendo varios tabúes y los saborizados son un éxito mundial", explica Manuel Sorrosal, de Grupo Cepas, empresa que distribuye en Argentina Jack Daniel's.

Buceando en los orígenes de esta moda, se debe mencionar el Wild Turkey Liqueur, un bourbon infusionado con miel que se presentó originalmente en 1976, y que se relanzó bajo el nombre de American Honey 30 años más tarde (y que acaba de desembarcar en Argentina). O, haciendo arqueología del tema, podría mencionarse al Drambuie, el delicioso licor patentado en 1893, de whisky escocés con miel, especias y hierbas. Pero el quiebre moderno se dio en 2009, cuando Jim Beam, el bourbon más vendido en el planeta, presentó su Red Stag, infusionado con cereza, marcando el camino a la competencia. "Por ahora, tenemos el Honey en Argentina, pero imaginamos traer el Apple, los Red Stag, el Fire", dice Emilio Pesquera, de Norton-Premier, a cargo de Jim Beam en el país. "Estos whiskies abren caminos, amplían el abanico de sabores y de paladares, con bebidas amables, más dulces. Es una puerta de entrada democrática a la categoría del bourbon en general", asegura.

Con el éxito, claro, llegó la polémica. Lo cierto es que estas bebidas no son, realmente, whisky, sino licores a base de whisky. Y esto es así, ya que cada país productor tiene normativas estrictas que prohíben agregar almíbares o botánicos a lo que es puramente whisky: una destilación a base de cereales, envejecida en barricas. Por eso, con letra chica, estos nuevos productos admiten ser licores al whisky, algo que disimulan manteniendo la misma estética y gráfica que en la de sus productos originales. Más allá de todo, las novedades no dejan de brotar: cada mes salen nuevas etiquetas, con canela, ajíes jalapeños, lúpulo, chocolate, durazno, sidra, e incluso el Cobra tailandés, con una víbora entera dando sabor dentro de la botella.

En el mercado argentino, por ahora, solo están disponibles las versiones Honey de Jack Daniel's, Jim Beam y Wild Turkey. "En el bar hacemos algún que otro cóctel con estos whiskies, pero la mayoría de los clientes que lo piden lo prefieren solo, con hielo", dice Daniel Biber, detrás de la barra de Bierlife. "Para ellos, es como estar tomando whisky puro, de una manera más fácil. De mi lado, como bartender, les cuento de qué se trata, cómo está hecho, y los invito a probar algún bourbon o Tennessee, para que vean la diferencia. El mundo del whisky es un camino por recorrer. Y, una vez que lo empezás, ya no tenés marcha atrás".

CUATRO ETIQUETAS PARA PROBAR

JIM BEAM HONEY

Una generosa cucharada de miel oscura dentro de un vaso de puro bourbon americano. Así se describe la versión más dulce de Jim Beam, que con su 35% de volumen de alcohol mantiene potencia, pero con un cuerpo untuoso, que cubre todo el paladar. Se disfruta solo, con generosos cubos de hielo para refrescar la parte más dulce, pero también es una buena opción para reversionar cócteles que usen bourbon y almíbar, como el famoso Mint Julep, con menta fresca y hielo partido.

JACK DANIEL'S HONEY

Más allá de que Jim Beam marcó la cancha de saborizados en 2009 con su Red Stag, este Jack Daniel's con miel es el que definió el crecimiento y la explosión de la categoría en el mundo del whisky. Y, al probarlo, se entiende el porqué: la combinación funciona de maravillas, aligerando el picante del whisky, cediéndole facilidad para beber, pero manteniendo siempre el espíritu de la destilería. Con un 35% de alcohol, se bebe sin notarlo. Rico on the rocks, aún mejor con unas gotas de bitter de naranja por encima.

AMERICAN HONEY

A diferencia de su competencia, Wild Turkey apostó fuerte a diferenciar este licor de lo que son sus whiskies: una botella y un nombre bien distintos, dejando en claro que se trata de una categoría separada. "Está destinado a otro tipo de consumo, no busca confundir, sino lo contrario, remarcar su personalidad", explica Laura de Bona, de Grupo Campari, que distribuye Wild Turkey en el país. Con muchos años de historia (fue el bourbon pionero en esto de sumar miel), apuntará fuerte a los bares y al consumo mezclado, por ejemplo con Ginger Ale.

J. P. WISER'S HOPPED

Gran compra para hacer en tu próximo viaje al hemisferio norte: un whisky canadiense, aromatizado con lúpulo (esto no debe extrañar, ya que el whisky es, a su manera, un destilado de cerveza), que ganó el premio mayor en la categoría saborizada de los World Whiskies Awards 2017. A diferencia de otros saborizados, no es dulce, sino intenso y generoso. Con un 40% de alcohol, "tiene aromas cítricos y especiados, con un final a café y chocolate amargo", dijo el jurado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas