La Corte Suprema quiere terminar con el desborde de la laguna La Picasa

El tribunal convocó a Santa Fe, Córdoba y Buenos y a funcionarios nacionales para una audiencia pública el 7 de noviembre próximo

Gabriela Origlia
PARA LA NACION
Miércoles 04 de octubre de 201720:50

CORDOBA. La Corte Suprema de Justicia convocó para el 7 de noviembre próximo a una audiencia pública a los gobiernos de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe en la causa con la que se busca frenar las inundaciones que afectan a la zona y que complican la producción en una de las regiones agrícolas más aptas del país.

La clave de la disputa es la laguna de La Picasa, que en los últimos días registró un agravamiento de sus desbordes complicando al departamento de General López, en sur santafesino. En la región hay unas 100.000 hectáreas inundadas según estimaron distintas fuentes ante LA NACION.

La Corte Suprema ya exigió a la administración central y a la de las tres provincias que informen qué medidas están llevando adelante para evitar los anegamientos. El pedido, hecho hace dos meses, lleva la firma del presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti y los jueces Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti.

La Defensoría del Pueblo bonaerense denunció a Santa Fe para que "se le prohíba la ejecución de obras que alteren el escurrimiento natural de las aguas" de la laguna y se la condene a destruir a las elevaciones de costa.

El defensor del Pueblo de Buenos Aires, Guido Lorenzino, sostiene que en la audiencia habrá que hacer una propuesta "sobre cómo es la situación, qué necesitan hacer y cómo hacerlo". A su entender la decisión de la Corte responde a la "gravedad de los hechos denunciados".

Además de los representantes provinciales, deben participar de la audiencia funcionarios de la Secretaría de Recursos Hídricos, de la Procuraduría General y de la Defensoría General de la Nación.

Hace menos de un mes el gobierno nacional le giró una propuesta a Santa Fe por la laguna que también incluiría otras lagunas y permitiría llevar el agua a varios puntos del río Paraná.

Juan Carlos Duhalde, presidente del comité de cuenca de La Picasa, insistió en que el rechazo de Buenos Aires a comienzos de año a la propuesta de construir un canal derivador complicó la situación. "La laguna, de hacerse, empezaría a bajar medio centímetro por día. Pasaríamos de ir directo a una catástrofe a aliviarnos", dijo.

La obra debería ejecutarse en Christophersen, en el departamento santafesino de General López. Tiene unos 6,5 metros y costaría alrededor de 13 millones de pesos.

Córdoba, por su lado, debe construir el reservorio 3, antes del límite con Santa Fe, y elevar la cota de los vertederos además de hacer un by pass donde está el reservorio 4, el último antes del territorio santafesino.

Un trabajo del Conicet y la Universidad Nacional de Rosario (UNR) determinó el crecimiento de la laguna: en 1975 el almacenamiento del agua en La Picasa era de 2400 hectáreas y este año 2017 pasó a 40.000 hectáreas.

Ver comentarios
Ir a la nota original