Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Mundial 2030: Argentina y Uruguay explicaron por qué aceptaron a Paraguay como el tercer organizador

Los presidentes de los tres países presentaron la candidatura de cara al torneo del Centenario y negaron cualquier tipo de conflicto por la inclusión de los guaraníes

Miércoles 04 de octubre de 2017 • 17:18
0

El Salón Blanco de la Casa Rosada recibió a Horacio Cartes (presidente de Paraguay) y Tabaré Vázquez (Uruguay) poblado de cámaras y micrófonos. Mauricio Macri, el anfitrión, los había convocado para la primera foto conjunta rumbo al Mundial del 2030, el objetivo de los tres países. De paso, los tres mandatarios hicieron las paces y negaron el cortocircuito entre Uruguay y Argentina por supuesta inclusión inconsulta de Paraguay. Macri, además, aprovechó la ocasión para sugerir que habrá "dos o tres estadios mundialistas en Paraguay, otros tantos en Uruguay, y entre seis y ocho en la Argentina". De acuerdo con las nuevas disposiciones de la FIFA, el de 2030 será un Mundial de 48 equipos y se necesitarán 12 sedes con capacidad mínima para 40 mil personas.

"Cuando surge la posibilidad de que Paraguay se sume, sólo esperamos la confirmación del presidente Cartes. Cuando lo ratifica, no hubo ningún inconveniente", relató Vázquez. Al presidente uruguayo le pertenecen los derechos de autor sobre la postulación conjunta: en 2005, durante su primer mandato, invitó a la Casa de Gobierno en Montevideo al entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter. Y allí le habló por primera vez del sueño de organizar un Mundial para el Centenario del primero. "Solos no podíamos hacerlo -contó el presidente uruguayo- así que tuvimos un encuentro con Mauricio (Macri) en Montevideo y en 40 segundos acordamos plantearnos Uruguay-Argentina 2030". "Él (por Vázquez) es muy respetuoso. Por eso quiso que estuviera la confirmación oficial del gobierno paraguayo antes de sumarlo. Yo se lo propuse a Horacio (Cartes) y él también lo aceptó en menos de 40 segundos", evocó Macri. El presidente argentino insistió: "No hubo diferencias".

Los presidentes de los tres países presentaron la candidatura de cara al torneo del Centenario
Los presidentes de los tres países presentaron la candidatura de cara al torneo del Centenario.

De cualquier modo, el 13 de septiembre pasado la Argentina recibió a una delegación paraguaya encabezada por Cartes y Robert Harrison, presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) para hablar de esta postulación. Uruguay ni siquiera viajó y alegó que no había sido invitado. Allí comenzaron las diferencias, que recién se saldaron en esta ocasión entre las sonrisas de los dirigentes. "La primera semana de noviembre habrá una reunión de trabajo tripartita en Asunción. Allí aparecerán las exigencias de la FIFA", adelantó Cartes. Consultado sobre la distribución de los partidos entre los tres países, el presidente paraguayo le hizo un guiño a su par uruguayo: "El argumento de festejar los 100 años del primer Mundial en Uruguay es muy atractivo".

Los presidentes respondieron a tres preguntas de medios argentinos y otras tantas de cadenas uruguayas. Los nombres de quienes las formularon se eligieron por sorteo, minutos antes de las 14, cuando comenzó la conferencia de prensa. Cuando se apagaron los flashes quedó tiempo para algunas certezas: los tres países se tomarán hasta el 2022 para ajustar detalles de infraestructura y factibilidad económica. Recién entonces la postulación se hará oficial, ya que ni siquiera se sabe aún cuándo se elegirá al organizador del Mundial centenario. Además, se formará un Comité Organizador Local (COL), que estará en manos de un CEO. El nombre más fuerte para ese cargo (que sería rotativo, con mandato de un año) dentro del Gobierno argentino es el de Fernando Marín, hombre de confianza del presidente Mauricio Macri y último coordinador del Programa Fútbol Para Todos. Luego de las reuniones de trabajo que sostendrán los funcionarios de los tres gobiernos de cara a la postulación en 2022, la postulación contará con un plan integral de infraestructura, con el detalle de los estadios y las remodelaciones que se harán en cada una de las subsedes.

El encuentro entre Mitjans e Infantino

La fila era interminable. Entre los que querían sacarse una selfie con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y los que pretendían, al menos, sacarle un abrazo, sobresalía una persona: el escribano Fernando Mitjans. El presidente del Tribunal de Disciplina de la AFA estaba a menos de un metro de distancia del hombre que lo eyectó de la FIFA cuatro meses atrás. Mitjans era el argentino con cargo más alto en el organigrama de la casa matriz del fútbol: vicepresidente del tribunal de Apelaciones. Luego del Congreso de la FIFA en Bahréin, Infantino decidió no renovarle el mandato. Mitjans, que había llegado a Zürich con Grondona, se quedó afuera.

El suizo y el argentino se fundieron en un abrazo. Sonrisas. Ningún rencor. "Tenés que coordinar con mis asistentes un lugar en mi agenda. Te invito a Zürich. Vamos a hablar. Tengamos una reunión", le dijo Infantino. Mitjans sintió que se sacaba un peso de encima. Le retrucó que el pasaje podía pagárselo, que no había problema, y que iría a Suiza cuando los asistentes del presidente le hicieran un hueco en la agenda. Además, le dijo que los integrantes de los tribunales de ética deben ser ad-honórem y no rentados. Hablaron durante dos minutos, a la vista de dirigentes, periodistas y empleados de la AFA que habían asistido a la reunión en la sala del tercer piso. E Infantino le dijo que nunca olvidará cómo, gracias a la ayuda de Mitjans, pudo conocer al Papa Francisco.

Ya más tranquilo, el escribano continuó hablando con dirigentes del fútbol argentino. Hasta que, unos minutos antes de que las comitivas de FIFA y Conmebol decidieran abandonar el edificio en la calle Viamonte, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, se le acercó. "Gianni quiere sacarse una foto con nosotros", le dijo. Mitjans aceptó. Quedó una instantánea con la AFA de fondo. La historia continuará en Suiza, en la casa de la FIFA. Y el histórico dirigente de la AFA le dirá a Infantino todo lo que piensa sobre su salida.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas