Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las claves del nuevo sistema Exporta Simple

La nueva normativa busca potenciar la presencia de las pequeñas y medianas empresas argentinas en el exterior

Jueves 05 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
El sistema facilitará a los pequeños productores las operaciones de exportación con fines comerciales a través de Prestadores de Servicio Postal (PSP)
El sistema facilitará a los pequeños productores las operaciones de exportación con fines comerciales a través de Prestadores de Servicio Postal (PSP). Foto: Archivo

En mayo se presentó el nuevo sistema Exporta Simple, creado para facilitar a los pequeños productores las operaciones de exportación con fines comerciales a través de Prestadores de Servicio Postal (PSP). Mediante este régimen, aprobado por el Gobierno a fines del mes pasado, se busca potenciar el incremento de la actividad exportadora, así como facilitar la integración con localidades de países del Mercosur.

Su entrada en vigencia depende del cronograma de implementación, que se encuentra bastante avanzado. El sistema no es un "puerta a puerta", pero permite realizar exportaciones sin estar inscripto el contribuyente en la Dirección General de Aduanas (DGA), ya que la empresa de courier operará y declarará la exportación en el sistema Malvina (SIM) por cuenta y orden de quien efectivamente exporta.

Sin embargo el régimen, que podría entrar en vigencia durante el actual, establece una serie de limitaciones.

Esta figura de exportación por cuenta y orden no es nueva. Se viene aplicando, justamente, para que el productor que ha concretado una venta al exterior pueda realizar la operación utilizando los medios y la experiencia del documentante, en este caso el PSP. Quienes se encuentren en condiciones de utilizar el régimen se verán beneficiados ya que tendrán en un solo prestador la solución a toda la complejidad que supone la logística y la declaración aduanera. Pero eso no es todo. Para concretar una exportación, además, hace falta tener en cuenta aspectos bancarios, cambiarios y ciertas nociones de negociación referidas al comercio exterior. Y como siempre, las famosas intervenciones previas.

Respecto de estas últimas, los principales organismos de control vienen informatizando varios de sus procedimientos, incluyéndolos en la plataforma de Trámites a Distancia (TAD), cuyos plazos de resolución son mucho menores, como la inscripción como exportador en el INV y, más recientemente, el reemplazo en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) del anticuado "Aviso de Exportación" por la "Notificación de Exportación". En la fase bancaria, si bien existen distintas formas y modalidades de efectuar el cobro internacional, la más utilizada es la transferencia electrónica. Esto exige que el comprador extranjero confíe lo suficiente en el exportador argentino como para hacer la remesa de dinero con solo una promesa de entrega futura. Por supuesto que existen otros medios más seguros como la carta de crédito o la cobranza documentaria, aunque eso supone algunas gestiones adicionales ante el banco, además de tener un costo superior.

En cuanto a los temas cambiarios no se debe olvidar que aún existe la obligación de ingreso de divisas para las exportaciones definitivas de bienes. Por último, el exportador deberá dominar conceptos básicos como las Incoterms para delimitar riesgos y costos, y aspectos sobre seguros y logística para que la operación resulte exitosa.

Las claves

Limitaciones de la normativa

Los productos deben ser argentinos (aunque no se aclara si deben ser nuevos o usados)

El valor no debe superar por operación los US$ 15.000 y su peso los 300 kilogramos

Ningún contribuyente podrá exportar por año calendario más de US$ 600.000

No podrán exportarse mercaderías sometidas a un control aduanero específico

No podrán cancelarse importaciones temporarias, ni mercaderías sujetas a precios revisables o de determinación posterior del gravamen, como las de concentrados de minerales

Los bultos no podrán superar el metro de alto, ancho y largo y los 100 kilogramos de peso. Además, el peso total no podrá superar los 300 kilogramos

Los requisitos que debe cumplir el exportador

Inscribirse en el sitio Exporta Simple en la página web de la AFIP

Cargar los datos de la futura exportación y el precio de la mercadería. El exportador puede actualizar estos datos entrando nuevamente: el sistema otorga un "código único" de factura Proforma que servirá luego para toda la operación

Seleccionar el PSP que enviará la mercadería

Previsualizar la factura Proforma y, si está conforme, el sistema emitirá la factura Proforma definitiva que será enviada al PSP

Las funciones del PSP

Tras recibir la factura Proforma, confeccionar la factura definitiva de exportación por cuenta y orden de terceros y registrar la operación en el SIM en el "código único" creado con la factura Proforma

Emitir la factura por sus servicios y, si hay cargos adicionales, informarlos al usuario antes del cierre de la operación

Transferir a los usuarios los reintegros que reciba de la AFIP dentro de 10 días hábiles, descontando los impuestos respectivos

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas