Un bello sol interior: comedia agridulce y perspicaz

Jueves 05 de octubre de 2017

Un bello sol interior (Un Beau Soleil Intérieur, Francia / 2017) / Dirección: Claire Denis / Guión: Christine Angot, Claire Denis / Fotografía: Agnés Godard / Elenco: Juliette Binoche, Valeria Bruni Tedeschi, Nicolas Duvauchelle, Gérard Depardieu / Distribuidora: CDI / Duración: 95 minutos / Calificación: Apta para mayores de 16 años / Nuestra opinión: muy buena

En Un bello sol interior, la directora francesa Claire Denis (Bella tarea) rompe con los modos estandarizados del cine popular de presentar la búsqueda del amor. Lo hace con una comedia repleta de amargura en la que Isabelle, una artista de cincuenta y pico -interpretada a la perfección en toda su complejidad por Juliette Binoche- pasa de relación en relación, sin conseguir lo que quiere. Los hombres, en su mayoría casados, son muy distintos entre sí y la atracción que Isabelle siente por ellos en un primer momento se convierte fácilmente en rechazo o decepción.

La estructura del film es casi episódica, siguiendo cada una de las relaciones. El personaje de Isabelle por momentos resulta caprichoso e incomprensible pero -probablemente porque está escrito por dos mujeres que pueden identificarse con ella- también tremendamente humano y digno de empatía. La mirada femenina y marca de autora de Denis se nota en especial en la forma de retratar los cuerpos y las escenas de sexo, que trasmiten una gran intimidad y están despojadas de glamour. Dejar una de estas escenas fuera de campo es una interesante elección narrativa.

Otro detalle fascinante en Un bello sol interior es el uso del vestuario como elemento esencial para comunicar cómo es Isabelle y qué le sucede. Remera blanca, campera de cuero y unas botas altas, que en algún momento se sacará con un suspiro de frustración, presentan a una mujer sexual y con un espíritu que se niega a abandonar la juventud.

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original